artà 2 bachiller insti

octubre 31, 2007

Rima LIX

Filed under: Rima LIX — julen @ 8:34 pm

http://cvc.cervantes.es/obref/rimas/rimas/rima17.htm

Yo sé cuál el objeto
de tus suspiros es;
yo conozco la causa de tu dulce
secreta languidez.
¿Te ríes?… Algún día
sabrás, niña, por qué:
tú lo sabes apenas
y yo lo sé.
Yo sé cuando tu sueñas,
y lo que en sueños ves;
como en un libro puedo lo que callas
en tu frente leer.
¿Te ríes?… Algún día
sabrás, niña, por qué:
tú lo sabes apenas
y yo lo sé.
Yo sé por qué sonríes
y lloras a la vez.
yo penetro en los senos misteriosos
de tu alma de mujer.
¿Te ríes?… Algún día
sabrás, niña, por qué:
mientras tu sientes mucho y nada sabes,
yo que no siento ya, todo lo sé.

Anuncios

1 comentario »

  1. Aline PERPIÑA del CAMPO
    2n b. A

    Esta rima representa una situación en la que Bécquer desempeña el papel de una persona sabia que conoce las cosas de la vida gracias a la experiencia ya pasada. El autor observa a la chica de la cual conoce los sentimientos y sensaciones que ella misma ignora, debido a su juventud. La trata de “niña” por ser una expresión de Andalucía, su (REGIÓN) natal, pero además eso le da un toque de superioridad a su propia persona , considerando inferior al personaje para mostrar que ella todavía ha vivido apenas, está en la etapa de descubrimiento, como un niño que descubre el mundo, aprende a caminar, a hablar, a pensar, etc.
    A través de las estrofas, el autor muestra que las reacciones sentimentales de la chica son totalmente normales.
    En los cinco primeros versos, Bécquer entiende la causa del suspiro de la mujer. Este suspirO puede esconder pena, ansia o deseo… más bien todos esos sentimientos a la vez.
    La mujer se siente insegura, débil, con falta de valor, pero no se atreve a demostrarlo. Tal vez sea por vergüenza, o también por esperanza, esperando que las cosas se mejoren. O tal vez sea por educación, ya que a esta época las mujeres tenían una libertad de expresión muy (RESTRINGIDA) y no las dejaban expresarse. No obstante, desde esa actitud no puede impedirse que su comportamiento traicione sus múltiples sentimientos a los ojos de la experiencia del autor, quien los reconoce por haber pasado por ellos en su juventud.
    Los cuatro versos siguientes son como un estribillo que se va repitiendo, como del verso 15 al 18 y del 24 al 25 (aunque estos últimos cambian un poco). Estos versos muestran claramente la experiencia que tiene Bécquer. Ve que la mujer lo coge a la ligera riéndose y el autor se recrea de ver disfrutar a la joven de ese momento que para él ya ha pasado.
    En la siguiente estrofa, Bécquer vuelve a mostrar que entiende a la chica. Que los sueños que ella tiene son los mismos que tuvo él. Estos sueños revelan una cierta fantasía, un deseo o una esperanza, como lo ()antes dicho(). No importa que ella hable para que él se dé cuenta del sentir de ella.
    Del verso 19 a 24, Bécquer vuelve a mostrar esta compresión, a pesar de la contracción de emociones que presenta la chica.
    Los cuatro últimos versos refuerzan el hecho que la chica no tiene experiencia, que no sabe “nada” de la vida sentimental, pero tiene mucha sensibilidad. En cambio, Bécquer está en la situación contraria: lo sabe todo por haber tenido la ocasión de vivirlo antes, pero tristemente ya no siente nada; es demasiado mayor para tener esos sentimientos… ya se le ha pasado el momento. Pero no siente nada.
    Su métrica, se compone de tres versos de siete sílabas, y un verso de cuatro, luego cuatro de siete sílabas y un verso de cuatro. Esta estructura la tiene continuamente menos a partir del verso 27 que tiene cinco sílabas, el 28 que tiene siete y el 29 que vuelve a tener cinco. En el que concierne la rima, es un poco irregular: ab– bcbdb dba- bcbdb -ba- bcb—b.

    En esta rima se refleja la gran experiencia sentimental que ha podido pasar Bécquer. Dando consejos y entendiendo a la chica, vemos que ha sufrido en las diferentes relaciones que pudo tener. La joven inexperimentada, en cambio, desconoce totalmente el tema, no sabe si es normal lo que siente ni sabe porqué siente esto. Está muy confusa.
    Hoy en día, esta confusión de sentimientos sigue estando vigente. Bien sea al nivel amoroso, como en esta rima, bien sea en otras situaciones. La adolescencia es una época de la vida en la que aparecen nuevas sensaciones desconocidas anteriormente; y en las que el joven se encuentra a tener que gestionar sus propias contradicciones. Se puede pasar de la risa al llanto…por tan poco…y viceversa.
    Pero por otra parte vemos que con la madurez se evoluciona, los sentimientos se calma… lo que nos enseña también a no realizar excesos durante nuestra juventud, ya que cuando seamos adultos no veremos las cosas igual… pero tendremos que asumir las consecuencias de los excesos realizados, de los cuales de cierta manera el joven es víctima durante su adolescencia.

    Comentario por alineperp — noviembre 22, 2007 @ 11:14 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: