artà 2 bachiller insti

octubre 31, 2007

Rima XLI

Filed under: Rima XLI — julen @ 8:52 am

http://cvc.cervantes.es/obref/rimas/rimas/rima26.htm

Tú eras el huracán y yo la alta
torre que desafía su poder:
¡tenías que estrellarte o que abatirme!
¡No pudo ser!
Tú eras el océano y yo la enhiesta
roca que firme aguarda su vaivén:
¡tenías que romperte o que arrancarme! …
¡No pudo ser!
Hermosa tú, yo altivo; acostumbrados
uno a arrollar, el otro a no ceder:
la senda estrecha, inevitable el choque …
¡No pudo ser!

Anuncios

5 comentarios »

  1. Maria Capó Genovart
    2º Bachiller -B
    RIMA XLI

    Este poema pertenece a las Rimas de Gustavo Adolfo Bécquer (1836 – 1870), qui(E)n destaca sobretodo por su poesía lírica. Después de su muerte, sus amigos publicaron un conjunto de las Rimas, en 1871. Por sus temas, las rimas pueden clasificarse en cuatro series, este poema en concreto pertenece al tema: el amor imposible entre el enamorado y su amada, el amor frustrado. La mujer es quien asume aquí el papel activo y apasionado, pero el poeta frustra esa pasión.
    El tema del poema es la desesperación y el desengaño por el amor perdido.
    El poema esta compuesto por tres estrofas de cuatro versos cada una. Los tres primeros versos de cada estrofa son endecasílabos, por lo tanto de arte mayor, mientras que el estribillo final son versos de (CINCO) sílabas.
    En la primera y segunda estrofa observamos la descripción del poeta y su amada: el poeta se compara con una torre y a la amada con un huracán. En la segunda estrofa el poeta se compara con piedra levantada y la amada con el océano. Bécquer describe el enamorado y su amada con elementos contrapuestos. La tercera estrofa se trata de una reflexión de las estrofas anteriores.
    Los recursos expresivos más destacados del poema son: la anáfora, que aparece en el primer verso de la primera y la segunda estrofa, “Tú eras” para dejar claro que se refiere al pasado, en el amor acabado. Otro recuso es la repetición del estribillo “¡No pudo ser!” a final de estrofa que nos remarca otra vez ese amor fracasado (1) También observamos el paralelismo: “tenías que estrellarte o abatirme… romperte o arrancarme”. Este vocabulario sugiere pasión y fuerza (estrellarte, romperme, arrancarme…), son verbos DE SIGNIFICADO violento que oponen huracán frente a torre y océano frente a roca. Se ve una clara oposición entre el tú – yo en los tres primeros versos de cada estrofa: huracán frente a torre (verso 1 y 2), océano frente a roca (verso 5 y 6). Y así utiliza la metáfora para describir al enamorado (torre y roca) y para describir a la amada (huracán y océano). Y en la última estrofa se observan adjetivos (hermosa, altivo) y verbos (arrollar, no ceder). Aparecen muchas exclamaciones que nos indican la función expresiva del lenguaje.
    Los adjetivos de alta torre y enhiesta roca se han de encabalgar al final del verso.
    Debemos destacar la repetición en las dos primeras estrofas de la misma estructura sintáctica, hay un paralelismo sintáctico: pronombre 2ª persona singular + VC + Atributo + nexo copulativo + oración coordinada copulativa (pronombre en 1ª persona singular + determinante + adjetivo + nombre + OSAdj de CN).
    La obra de Bécquer pertenece al romanticismo tardío por eso en sus poemas no encontramos un estilo tan exagerado y sentimental sino más intimista que nace de la evocación del sentimiento. Su poesía es breve y natural. Respecto a esta rima, el poeta utiliza elementos de la naturaleza como océano y huracán para describir a la amada mientras que utiliza objetos para describir el carácter del poeta, roca y torre.
    El poeta expresa mucha oposición entre el enamorado y la amada, por ejemplo: el huracán intenta hacer caer la torre y la torre desafía su poder, de la misma forma las olas del océano intentar mover una roca y esta intenta mantener su posición. El poema es típico del romanticismo ya que exalta los sentimientos del poeta por encima de todo. El poema aparentemente parece sencillo pero llega a ser muy complejo.
    Este poema personalmente creo que transmite el dolor y la frustración del poeta por el amor perdido, que “no pu()do ser”. La repetida contraposición de ideas que se ve a lo largo del poema nos permite ver los caracteres opuestos del poeta y su amada que los han llevado a la ruptura. Deduzco que la mujer es hermosa y está acostumbrada a ganar mientras que el hombre es orgulloso. Con estas expresiones observamos la incompatibilidad de caracteres de los enamorados.

    NOTAS
    1. Aquí no hay vocativos.
    2, ALITERACIÓN DE /R/ EN EL V. 6, 7, 10
    3. ALITERACIÓN DEL SONIDO CH EN EL V. 11

    Comentario por mariacapo — noviembre 12, 2007 @ 3:35 pm | Responder

  2. Tous Sampol, Magdalena
    2º A

    RIMA XLI

    Tú eras el huracán y yo la alta
    torre que desafía su poder:
    ¡tenías que estrellarte o que abatirme!
    ¡No podía ser!
    Tú eras el océano y yo la enhiesta
    roca que firme aguarda su vaivén:
    ¡tenías que romperte o que arrancarme!
    ¡No podía ser!
    Hermosa tú, yo altivo: acostumbrados
    uno a arrollar, el otro a no ceder:
    la senda estrecha, inevitable el choque…
    ¡No podía ser!

    Título Tu y yo

    Resumen

    En este poema Gustavo Adolfo Bécquer, nos enseña su otra cara, más desvanecida por la imposibilidad de encontrar su amor(1). En él, se refleja muy bien el fracaso de un amor no correspondido en el que los dos individuos (tu y yo) son tan opuestos que todo lo que uno hace el otro lo deshace, tan opuestos que ni el amor es capaz de juntarlos.

    Localización del texto

    Rimas, nombre de la obra poética de Bécquer, consta de setenta y seis rimas, aunque después de su edición descubrieron algunas más. Son poemas, en general, de verso asonante y estrofas variadas. Por sus temas, las Rimas se pueden clasificar con ciertas reservas; la rima XLI, que nos ha servido cómo objeto de estudio, está clasificada entre los que tienden por tema al fracaso, al desengaño y a la desesperación por el amor perdido.

    Tema

    Bécquer nos desvela cómo es ese amor no correspondido, en el que el sentimiento que siente no es suficiente para conseguir el amor deseado.

    Estructura externa

    La rima está compuesta de tres estrofas de cuatro versos cada una. Estos versos que las componen son endecasílabos los impares y los pares, acompañados de un estribillo a final de estrofa de CINCO sílabas. Compuesta, CON rima CONsonante en los versos pares (-er), ASONANTE EN -é en el v. 6

    Estructura interna

    La rima así, esta compuesta por dos estrofas en las que se presenta el problema amoroso: la incompatibilidad de la pareja, y una tercera estrofa que sería la conclusión de las anteriores dos estrofas en el que se sintetiza el problema: uno hace y el otro se opone.

    Análisis del nivel fonético

    He encontrado diversos recursos estilísticos relacionados con la sonoridad. Serian los siguientes:
    – Verso 1: aliteración de a
    – Verso 1-5: anáfora de tú
    – Verso 3-7: ten(í)as que
    – Verso 4-8-12: estribillo

    El ritmo acentual que presenta es el siguiente:

    Primera estrofa
    -uuuu-u-u-u e. enfático
    -uuuu-uuu-// e. enfático
    u-uuu-uuu-u e. heroico
    –u-

    Aparecen distintos encabalgamientos junto a la anáfora, repetición de una palabra o grupo de palabras a principio de verso, en las dos primeras estrofas “Tú”. Repeticiones constantes referidas a la primera persona del singular (yo).

    Análisis del nivel morfosintáctico

    Bécquer usa muchas palabras que hacen referencia a los elementos naturales y les da vida propia (huracán, océano, roca). Usa verbos con referencias trágicas, a algo melancólico (estrellarte, abatirme, romperte, arrancarme, arrollar, ceder).
    También encontramos, como en la gran mayoría de sus poemas, paralelismos sintácticos en las dos primeras estrofas en el que sintácticamente son idénticas. Diversos epítetos, como por ejemplo en el verso 1 y 2, “la alta torre” o en el verso 11 “la senda estrecha” y metáforas como en los dos primeros versos “tú eras el huracán y yo la alta torre que desafía su poder”. Estos dos primeros versos también se pueden clasificar como un contraste y oposición.

    Análisis del nivel léxico-semántica

    Los distintos recursos literarios encontrados son:
    – Hipérbole, exageración sobre un hecho de la realidad.
    Verso 1 y 2: “tú eras el huracán y yo la alta torre que desafía su poder”.
    Verso 5 y 6 “tú eras el océano y yo la enhiesta roca que firme aguarda su vaivén”
    – Antítesis, palabras que se contrastan. Verso 11, “inevitable choque”
    Tú || Yo
    Huracán || torre
    Océano || roca
    Hermosa || altivo
    Estrellarte || abatirme
    Romperte || arrancarme
    Arrollar || no ceder

    – Oxímoron. Verso 9 “tú y yo”.
    – Personalización.
    Verso 1 “tu eras el huracán”
    Verso 5 “tú eras el océano”

    ▪ Valoración personal

    En esta rima se refleja perfectamente la exaltación sentimental y el desespero para conseguir lo más querido.
    Creo, que a diferencia de otras rimas, esta rima se adapta, hasta ahora, perfectamente a todos los tiempos porque siempre habrá amor no correspondido y desesperación por conseguirlo. Este poema, actualmente, sería capaz de emocionar a mucha gente e incluso sentirse identificado con el “yo” o el “tú” del poema en el que gracias a estas magníficas personificaciones se refleja perfectamente la contraposición de dos personas o sentimientos tan distintos y que, al mismo tiempo buscan la armonía.

    NOTAS

    1. ENCONTRARLO, LO ENCUENTRA, PERO CHOCA CON ELLA. MÁS QUE UN ECUENTRO ES UN ENCONTRONAZO

    Comentario por alenes — noviembre 12, 2007 @ 11:53 pm | Responder

  3. Rima XLI
    Sandra Cazorla Martínez

    Gustavo Adolfo Bécquer, nació en Sevilla el 1836. Tuvo una infancia peculiar, a los 5 años quedó huérfano de padre y a los nueve de madre. Se crió con su madrina. A los 17 años se va a Madrid en busca de fortuna en el campo de las letras. Trabajó escribiendo artículos literarios y pintando cuadros. Hubo varias mujeres en su vida, como las hermanas Espín, entre otras, a las cuales se dice que le dedicaba algunas de sus rimas y eran sus musas de inspiración.

    El autor pertenece al corriente literario del Romanticismo, que representa en sus obras el tono íntimo, al oído, de la lírica profunda. Los tres temas centrales de sus rimas son la creación poética, el amor y la muerte.

    Este poema pertenece al tercer bloque de rimas que publicaron sus amigos, una vez muerto el autor. El tema principal es el desengaño amoroso, el fracaso y la desesperación. En esta rima se ven muy claros estos temas. Consta de tres estrofas con tres versos cada una (Y) el estribillo a final de cada estrofa.

    Todo el poema está lleno de contraposiciones entre el autor y el amor imposible en el momento en que escribió esta rima. En la primera y segunda estrofa el autor se compara con elementos de la naturaleza fuertes y firmes como la “alta torre” o la “enhiesta roca”. Todos estos son elementos sólidos y firmes que aguantan los ataques del “huracán” y del “océano” (elementos que representan a la mujer). Estas estrofas son la concepción que tiene el autor de su tormentosa relación. La última estrofa percibimos la dicha relación imposible en el verso 3 de esta estrofa:” la senda estrecha, inevitable el choque”. Con esto quiere decir que los dos enamorados tenían un carácter muy diferente, lo cual hacía su relación algo tormentosa. En toda la estrofa encontramos contraposiciones.
    Todos los versos son endecasílabos a excepción del estribillo, que es PENTASÍLABO. La rima es asonante en los versos pares (é-é).
    Aspectos literarios:
    – Paralelismo: encontramos dos. Uno en el primer verso de las dos primeras estrofas (“tú eras el huracán/océano y yo la alta torre/enhiesta roca”). El otro está en el tercer verso de cada estrofa (“¡tenías que estrellarte/romperte o que abatirme/arrancarme!”). Éste último es a su vez una exclamación.
    – Epíteto: alta (verso 1), enhiesta (verso 5).
    – Hipérbaton: “hermosa tú, altivo yo” (verso 9).
    – Estribillo: ¡No pudo ser! (final de cada estrofa). También es una exclamación.
    – Encabalgamiento suave: los primeros versos de cada estrofa encabalgan los segundos.
    – Ficción patética: en todo el poema, Bécquer representa u carácter y el de su amada mediante ejemplos de la naturaleza. Él: enhiesta roca, ella: huracán y océano. Esto nos dice cómo eran en realidad estas personas, ella manipuladora con gran temperamento y él muy tozudo que no se dejaba dominar.
    La tercera estrofa esta llena de pausas internas: en el primer verso encontramos dos; la primera después de cuatro sílabas métricas y la segunda al cabo de tres sílabas de la primera. En el segundo verso encontramos una después de cinco sílabas métricas. En el tercer verso también hay una después de cinco sílabas métricas.

    Esta rima ha sido una de las que más me han gustado porque podemos conocer un poco más acerca del carácter del autor y se amada en ese momento, aunque sigamos sin saber quiÉn es. Es un poema lleno de fuertes sentimientos imposibles. La manera en que el autor se resigna a su amor en este poema me parece muy bonita, ya que no hay ni rastro de rencor ni parece tan triste como otros poemas.

    Comentario por sandracm — noviembre 17, 2007 @ 5:36 pm | Responder

  4. Jessica Escanellas Jay
    2º Bachillerato B

    Rima XLI

    Poema escrito por Gustavo Adolfo Bécquer que nació el 1836 en Sevilla. De niño quedó huérfano y fue criado por su madrina. De mayor pasó muchas estrecheces económicas y aunque escribió sus obras tuvo un malvivir y no fue reconocido hasta después de su muerte. Su amor platónico parece ser la inspiradora de parte de sus Rimas. Tuvo dificultades en su relación sentimental con su mujer. Poco antes de morir se encontraba sumido en la pobreza y la enfermedad. Así podemos clasificar sus Rimas en cuatro series las cuales describen su vida. Murió en plena juventud a la edad de 34 años.
    Fue un poeta de la época del Romanticismo, un movimiento cultural y artístico que exalta los sentimientos, los autores buscan un mundo ideal, se produce la insatisfacción ante los valores de la sociedad y se defiende la libertad.
    Esta rima aparece en la tercera serie de las Rimas de Bécquer que tratan sobre el fracaso, el desengaño amoroso y la desesperación por el amor perdido. El tema principal de esta rima es el amor no correspondido, la relación imposible entre el poeta y su amada. Para describir esta relación el autor contraopone elementos de la naturaleza que no pueden estar juntos comparándolos con sí mismo y su enamorada.
    Bécquer emplea la función poética o retórica para embellecer el lenguaje pero, a la vez, conservando el estilo sencillo y sin la exaltación típica del romanticismo.

    El poema está formado por tres estrofas que constan de cuatro versos. Los tres primeros versos de cada una son endecasílabos (de arte mayor) mientras que el cuarto verso es pentasílabo (de arte menor). En realidad, el cuarto verso de cada estrofa es tetrasílabo pero al ser oxítono se le suma una sílaba. La rima es consonante en los versos 2, 4, 8, 10 y 12 donde coincide “-er ” y asonante con el 6 en -é; . Los demás versos son libres. El esquema métrico sería el siguiente: (11- 11A 11- 5a 11- 11A 11- 5a 11- 11A 11- 5a).(1)
    Notamos el rítmico enlace entre “alta torre” (versos 1 y 2) y “enhiesta roca” (versos 5 y 6), cuyos adjetivos y sustantivos encabalgan a fin de verso (notas de la edición de Austral).
    Como ya hemos dicho antes el poema consta de tres estrofas. En la primera estrofa el poeta se compara con una alta torre que compite conTRA el poder del huracán, que sería su amada. El huracán estrella contra la torre hasta tUmBarla,(o desbastarse agotado) es decir, describe la ruptura amorosa entre el poeta y la mujer. En la segunda estrofa el autor se compara con una roca y a su amada con el océano que choca contra ella. Otra vez aparecen dos elementos que no pueden estar juntos lo cual hace referencia a la imposible relación entre los personajes. Finalmente, en la última estrofa el autor expresa lo mismo que en las dos anteriores pero sin ninguna comparación. Se describe como un hombre orgulloso y a su amada como una mujer hermosa. Ella intenta dominarle y vencerle pero (é)l no quiere rendirse.
    Si nos fijamos en las dos primeras estrofas el poeta describe las cualidades de los personajes mediante la (comparación con elementos de la) naturaleza (característica del Romanticismo) mientras que en la última no. La mujer es representada con elementos naturales poderosos como un huracán o un océano que tienen mucha fuerza y son capaces de destruir o romper cualquier cosa. Él mismo se compara con una torre o un roca que (NO)pueden ser destruidos con facilidad. Al ser dos personas tan diferentes el autor declara la incompatibilidad de caracteres de los dos enamorados.
    Con la intención de crear un lenguaje más bello pero conservando el estilo sencillo y natural, Bécquer utiliza una serie de recursos retóricos. Empezaremos con la anáfora del “Tú eras” al principio de las dos primeras estrofas. También se da un paralelismo sintáctico en la estructura de las estrofas. Las dos primeras estrofas siguen el mismo esquema: versos 1 y 5 “tú (pronombre) eras (verbo) el (determinante) huracán (sustantivo), y (conjunción) yo (pronombre) la (determinante) alta (adjetivo) / tú eras el océano; y lo la enhiesta”, versos 2 y 6 “torre (sustantivo) que (nexo) desafía (verbo) su (det. posesivo) poder (sustantivo) / roca que firme aguarda su vaivén”, versos 3 y 7 “¡Tenías (verbo) que (nexo) estrellarte (verbo) o (conjunción) que (nexo) abatirme (verbo)…! / ¡Tenías que romperte o que arrancarme…!” y versos 4, 8 y como excepción 12 “¡No pudo ser!”. La expresión del “¡No pudo ser!” que se repite en las tres estrofas nos expresa el fracaso de ese amor. ES UNA EXCLAMACIÓN, UN LAMENTO (2). Hay que destacar el individualismo del “yo”, otra característica del Romanticismo, que expresa la intimidad del autor y da su visión subjetiva. Otro recurso es la antítesis donde se contraponen esos elementos tan distintos como “tú” y “yo” (versos 1, 4 y 9), “huracán” y “torre” (versos 1 y 2), “océano” y “roca” (versos 5 y 6) y los verbos “arrollar” y “ceder” (verso 10). Es frecuente la aparición de la elipsis en los versos 1, 3, 5 y 7 donde se suprime el verbo (tú eras el huracán, y yo [era] la alta torre / tú eras el océano; y yo [era] la enhiesta roca), (¡Tenías que estrellarte o [tenías] que abatirme…! / ¡Tenías que romperte o [tenías] que arrancarme…!). También encontramos los epítetos en los versos 1 y 5 donde aparecen adjetivos innecesarios como [alta] torre y [enhiesta] roca. Hay que tener en cuenta el uso de las exclamaciones retóricas en los versos 3 y 7 (¡Tenías que estrellarte o que abatirme…! / ¡Tenías que romperte o que arrancarme…!) que expresan ese dolor. Para terminar destacaremos el recurso de la metáfora donde el autor representa a la mujer como un “huracán” y un “océano” y a sí mismo con una “torre” y un “roca”. Con esto describe la mujer como impulsiva, dura y hermosa mientras que el es orgulloso y no se rinde ante ella; y esto explica el porqué del fracaso de su relación amorosa.
    Personalmente, pienso que esta es una de las rimas que más se adapta a las características del Romanticismo. Bécquer emplea el individualismo y se rebela con su “yo” personal expresando intimidad y dando una visión subjetiva en todo el poema. Además, conserva el estillo sencillo y personal utilizando algunos recursos retóricos para embellecer el poema pero sin abusar de ellos. Aunque la rima sea breve, Bécquer consigue transmitir los sentimientos de dolor y frustración que le invaden por no conseguir a su amada. Introduce mucho elementos de la naturaleza como el huracán y el océano para describir a la mujer, mientras que utiliza otros elementos más simples como la torre y la roca para describirse a sí mismo. Destaca muchísimo la contraposición ya que se basa en elementos tan diferentes y opuestos para describir su relación amorosa, un amor no correspondido, un amor que no pudo ser.

    Notas
    1. Estos versos que div¡ces que riman: “en los versos 3 y 7 donde coincide “-me ” y en los versos 1 y 5 donde coincide “ta””, NO RIMAN, PORQUE LA RIMA SE CONSIDERA A PARTIR DE LA ÚLTIMA VOCAL TÓNICA, NO DE LA ÚLTIMA SÍLABA. Ojo, que esyo no es un fallo de 2º de bachiller.
    2. Es justo al revés, un encabalgamiento suave como se da entre los versos 1-2, 5-6 y 7-8 hace que al eliminar la pausa, el ritmo se acelere. En el tercer encabalgamiento hay una pausa interna o media entre la 4ª y la 5ª sílabas, es ya un encabalgamiento más abrupto, a partir de aquí hay pausas cada 6 sílabas, que remarcan, subrayan el significado de los fragmentos pausados, la imposibilidad del amor.
    3. DICES: “También podríamos clasificarla como una imprecación porque expresa el dolor del poeta en relación al fracaso de su relación sentimental con la mujer”
    NO ES MPRECACIÓN: Deseo de que alguien sufra mal o daño. Ej.: Mal puñetaso te pegue un inglés borracho, esaborío. Camilo José Cela.

    Comentario por jess90 — noviembre 17, 2007 @ 10:51 pm | Responder

  5. Mª dels Àngels Servera Nicolau
    2n Batx. B

    RIMAS Y LEYENDAS (Gustavo Adolfo Bécquer)

    RIMA XLI

    *Localización del poema:
    Este poema esta extraído del libro “Rimas y Leyendas” de Gustavo Adolfo Bécquer. Este libro consta de setenta y seis poemas; generalmente en rima asonante y estrofas variadas. Según los temas, los poemas se pueden clasificar en: la poesía, el amor esperanzado, el amor perdido, la angustia por su final. En este caso se trata de un poema que trata del amor perdido.

    *Tema y Resumen:
    -Tema: El amor perdido. LA CONTRAPOSICIÓN DE DOS CARACTERES OPUESTOS.
    -Resumen: El autor se compara con una torre y con una roca y a la amada la compara con un huracán y con el océano. Al decir esto pone en juego una serie de elementos que da a entender que el amor entre los dos no es posible ya que son muy diferentes, opuestos.
    En EL ÚLTIMO VERSO DE CADA ESTROFA el autor afirma que la relación no pudo ser CON UN ESTRIBILLO.

    *Estructura externa:
    Poema de tres estrofas. Cada estrofa consta de cuatro versos.
    Los tres primeros versos de cada estrofa tienen 11 sílabas (endecasílabos).
    El último verso de cada estrofa tiene 5 sílabas (PENtasílabos).
    Rima asonante en los versos pares.

    *Estructura interna:
    El poema se puede dividir en dos partes.
    La primera parte consta de las dos primeras estrofas y habla de que el autor y la amada son cosas distintas, que están destinadas a enfrentarse, a chocar. En la primera estrofa compara a la amada con una torre alta. En la segunda estrofa compara a la amada con el océano y al autor con una roca firme.
    La segunda parte consta de la tercera estrofa y habla de que el autor y su amada son muy diferentes y tienen pocas cosas en común, que era de esperar que su amor no llegarÁ muy lejos.
    De esta manera podemos dividir el poema en dos partes, de las cuales la primera es la causa de que su relación no vaya bien; y la segunda es la afirmación de que la relación no ha funcionado.

    *Análisis del estilo:
    -Nivel fonético:
    La mayoría de las sílabas tónicas se encuentran en las sílabas:
    Primera estrofa: 1-6-10: 1-6-8-10/1-6-10/2-6-10
    Segunda estrofa: 1-4-10 NO, ES MÁS IRREGULAR 1-6-8-10/1-4-6-10/2-6-10
    Tercera: 4-6-10 2-4-5-6-10/1-4-5-6-10/4-8-10
    Se produce un encabalgamiento entre los dos primeros versos de cada estrofa.
    -Nivel morfosintáctico:
    •Anáfora:
    Principio de la primera y la segunda estrofa (Tú eras).
    Último verso de cada estrofa (¡No pudo ser!).
    •Epíteto: versos 1 y 2 (alta torre), versos 5 y 6 (enhiesta roca).
    •Paralelismos: entre los versos 1-2 y 5-6, Y 3-7 Y DENTRO DEL 11 HAY UN QUIASMO
    -Nivel léxico-semántico:
    •Campo semántico: elementos naturales (huracán, océano, roca).
    ACCIONES VIOLENTAS: estrellarte, romperte, arrollar
    resistencia pasiva: desafía, aguarda, no ceder
    •Prosopopeya: verso 2 (torre que desafía) y en el último verso de cada estrofa.
    •Exclamación: (¡No pudo ser!).

    *Valoración:
    El poema da a entender claramente el tema “el amor imposible”. El autor está enamorado, pero se capta la idea de un amor perdido en el último verso de cada estrofa (¡No pudo ser!).
    Nos comunica su tristeza a través de cada verso.
    Es un poema con no mucha dificultad en su significado general, con una primera lectura se puede captar la idea general que al autor ha dado al poema.

    Comentario por angelsservera — noviembre 18, 2007 @ 10:04 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: