artà 2 bachiller insti

octubre 31, 2007

Rima LXVIII

Filed under: Rima LXVIII — julen @ 7:41 pm

http://cvc.cervantes.es/obref/rimas/rimas/rima61.htm

No sé lo que he soñado
en la noche pasada;
triste muy triste debió ser el sueño,
pues despierto la angustia me duraba.
Noté al incorporarme
húmeda la almohada,
y por primera vez sentí al notarlo
de un amargo placer henchirse el alma.
Triste cosa es el sueño
que llanto nos arranca,
mas tengo en mi tristeza una alegría…
sé que aún me quedan lágrimas.

Anuncios

9 comentarios »

  1. RIMA LXVIII
    Las Rimas de Bécquer son en su mayoría breves poemas de una, dos o tres estrofas, en las que predominan las de cuatro versos, endecasílabos y heptasílabos combinados, en asonancia alternante en los pares i de “pie quebrado”. La característica más destacada en cuanto a la métrica es que tienen un carácter indiscutible de poesía culta, pero siguen los cauces de formas líricas tradicionales en cuanto a rima y brevedad.
    Esta rima, la número LXVIII, pertenece al cuarto bloque de dicho libro; este bloque se centra en el miedo que siente el autor hacia la soledad, al dolor y a la muerte expresando la angustia por su final, que intuye cercano. Si relacionamos la temática de este cuarto bloque con la vida de Bécquer, podemos situarlo en el momento en que el autor, en el año 1863 padeció una grave recaída en su enfermedad.

    Como hemos dicho antes, se trata de un poema, por lo tanto las principales funciones del lenguaje son la poética o estética, ya que la lengua (o el mensaje) se emplea de forma especial para atraer la atención sobre ella misma; importa no sólo lo que se dice, sino, sobretodo, cómo se dice, persiguiendo un objetivo estético, de forma que el autor aprovecha al máximo las posibilidades expresivas de la lengua para crear belleza; y la emotiva ya que el autor pretende das cuenta de se estado anímico.

    El autor, mediante este poema, expresa la felicidad de sentirse desolado al tener un amargo sueño y poder notar la angustia que este le provoca al seguir estando vivo.

    El poema está formado por tres estrofas formadas por cuatro versos cada una. En la primera estrofa, Bécquer expresa una terrible ansiedad al despertar de un desagradable sueño. En la segunda estrofa el autor nos da a entender que, en medio de la gran tristeza producida por dicho amargo sueño, que llegó a hacerle llorar, siente una alegría. Esta alegría se debe, cómo expresa en la tercera estrofa, al hecho de que aún sigue viviendo, ya que, como hemos comentado antes, el autor escribió estos poemas cuando se encontraba en un estado crítico debido a su grave enfermedad.

    En cuanto a la métrica, encontramos los dos primeros versos de cada estrofa de siete sílabas cada uno (heptasílabos) Y los dos restantes de once sílabas (endecasílabos). La rima es asonante en los versos pares (á-a).
    Entre los recursos expresivos más destacados, encontramos un hipérbaton en el verso número ocho: “de un amargo placer henchirse el alma”. El orden lógico seria: el alma henchirse de un amargo placer. Mediante este hipérbaton, Bécquer quiere dar importancia al amargo placer colocándolo al inicio de la estrofa, ya que quiere destacar la alegría que siente al estar vivo aún sintiéndose angustiado a causa del fatídico sueño Y DE SU MALA SALUD.
    También encontramos otro hipérbaton en el verso número 9: “Triste cosa es el sueño. Donde el autor destaca el adjetivo triste para calificar ese sueño.
    También encontramos una Antítesis en el verso número 8 cuando Bécquer denota cómo amargo placer a su estado de ánimo, aquí encontramos dos ideas contrapuestas que dan más importancia al hecho de que el poeta siento algún tipo de sentimiento positivo después de pasar angustia al soñar algo desagradable.
    En el verso número 4 encontramos una exageración 1 (“pues despierto la angustia me duraba”) con la cual el autor quiere expresar l(O) desagradablemente angustioso que fue dicho sueño.
    Finalmente, en el último verso, encontramos una exclamación: “¡sé que aún me quedan lágrimas!” (2). Mediante la cual Bécquer nos da a entender la satisfacción que siente al darse cuenta que aún sigue vivo y así poder puede seguir llorando, aunque eso le cause dolor.
    En este poema, destacan la sílabas tónicas al empezar cada verso; sobretodo en el primero, en el cual se empieza con tres acentos tónicos(3). Encontramos que el verso número uno encabalga al número dos, EL 5º ENCABALGA EL SEXTO y el verso número nueve encabalga el diez; estos encabalgamientos dan una cierta musicalidad a la rima.
    Mediante este texto podemos entender claramente lo que sentía Bécquer en su estado de enfermedad. Él nos habla de una alegría que supera todas sus tristezas, aunque éstas sean de lo más desagradables: la alegría al seguir vivo; y es que el autor intuye muy cercana la hora de su muerte, por lo que podemos observar en el texto. Bécquer, al igual que todo el mundo, con alguna excepción, teme a la muerte, pero lo que caracteriza el temor de Bécquer, es que el es capaz de darle forma, forma de verso. Bécquer nos transmite ese miedo haciéndonos reflexionar de una manera muy profunda.

    Notas
    1. No es exageración, no es hipérbole.
    2. CURIOSAMENTE AQUÍ LÁGRIMAS ESTÁ DOTADA DE UNA CONNOTACIÓN POSITIVA
    3. NO ESCIERTO:
    Nó sé lo quhé so ñá do EL RITMO ACENTUAL ES: óó oó oóo

    Comentario por espe05 — noviembre 7, 2007 @ 3:57 pm | Responder

  2. Rima LXVIII (61)

    La rima LXVIII pertenece al cuarto bloque de la recopilación de rimas de Gustavo Adolfo Bécquer, clasificado como texto independiente. En éste tercer bloque de la recopilación de las rimas el autor transmite, la soledad, el dolor y la muerte que expresan la angustia por su final, que intuye cercano por una grave enfermedad, la sífilis, COMBINADA CON LA TUBERCULOSIS.

    Estas Rimas fueron escritas durante la época de realismo aunque él se destacaba como un autor romántico, significando que era un autor retrasado en su época. Este movimiento literario destacaba por sus posturas individualistas y su independencia frente a preceptos clásicos. El romántico choca con una realidad hostil y no responde a sus ilusiones. Sienten un profundo desengaño y pesimismo, que causa gran confusión.

    Los rasgos principales son el individualismo y el subjetivismo, buscan la singularidad, lo original y único defendiendo la libertad en todos lo ámbitos de la vida. También exaltan los sentimientos sin buscar la razón de las cosas. Por eso podemos destacar la poesía de Bécquer a través de sus obras como una poesía intimista y nace de la evocación del sentimiento, es decir, el poeta no parte de las vivencias inmediatas sino del recuerdo de ellas mezclado con la fantasía. Es una poesía subjetiva expresada con un estilo sin excesos retóricos, que busca la perfección normal a través de la sencillez. Busca sus modelos en la lírica romántica alemana y en las canciones andaluzas, abriendo las puertas de la poesía contemporánea.

    En la rima como objeto de comentario, el poeta aborda el tema de la felicidad, de sentirse triste por un sueño y poder llorar, poder expresar sus sentimientos porque aún se encuentra con vida.

    Se encuentra en un periodo de tristeza ya que está entre la vida Y la muerte por su grave enfermedad, Y expresa su felicidad de poder aún tener sentimientos, característica más importante para él, de poder estar vivo y disfrutar de ellos. Intenta que el receptor pueda captar los sentimientos que él tiene en ese momento, en la situación en que se encuentra.

    El poema está dividido en tres estrofas, en la primera nos cuenta que ha tenido un sueño triste y que cuando despertó le duraba la angustia, en la segunda comenta que al despertarse notó la almohada húmeda, había llorado y por eso sintió una gran alegría, que en la tercera y última estrofa nos revela que aunque el sueño es una cosa extraña porque puede provocar el llanto, la tristeza provocada conlleva una alegría para él, que aún puede llorar, expresar sus sentimientos porque sigue con vida, por la grave enfermedad que lo tiene preso.

    La función que predomina en el texto es la emotiva, ya que nos intenta transmitir sus emociones en aquel instante, predominando también la función poética porque juega con el lenguaje, con recursos retóricos escasos para crear un lenguaje formal pero sencillo como ya hemos comentado antes.

    Respecto al análisis métrico, el poema está constituido por tres estrofas de cuatro versos cada una. Cada estrofa contiene dos versos de arte menor, heptasílabos, y dos versos de arte mayor, endecasílabos. La rima de éste es asonante en los versos pares (á-a).

    Respecto al análisis de la forma tenemos delante un poema sencillo sin muchos recursos retóricos. Podemos encontrar recursos como, en el último verso de la primera estrofa una exageración “pues despierto la angustia me duraba”, ya que estaba muy angustiado aun despierto después de haber soñado (1); y encontramos varios hip(é)rbatones en los versos 7, 8, 9 y 10 que son los siguientes:

    y por primera vez sentí al notarlo
    de un amargo placer henchirse el alma.

    Triste cosa es el sueño
    que llanto nos arranca,

    En estos se ve una clara inversión del orden lógico Y gramatical de las palabras (Ejemplo: por primera vez, al notarlo sentí un amargo placer que me hinchaba el alma), hay también una antítesis en el verso 8 “amargo placer”, donde claramente contradice una característica negativa de una positiva, es decir, una oposición de ideas, que expresan que el autor siente un sentimiento positivo después de haber sufrido. Y para acabar en el último verso encontramos una exclamación para dar conclusión y final a su tema ¡Sé que aún me quedan lágrimas!, expresando que aún sigue vivo, y puede seguir expresando sus sentimientos. También encontramos encabalgamientos del primer verso sobre el segundo (2) y el (QUINTO SOBRE EL SEXTO) y el noveno sobre el décimo, provocando una agradable musicalidad en las pausas.

    Respecto a personas y tiempos verbales destacamos una primera persona singular hablando de un pasado y de un presente cercanos. Podemos destacar los términos relacionados con la tristeza que se reiteran en la poesía, como triste, muy triste (v.3), triste (v.9), y tristeza (v.11), como vemos una clara repetición del adjetivo especificativo triste. Y los que, desde el punto de vista de la significación (CAMPO SEMÁNTICO), se asocian con ellos como angustia (v.4), amargo placer (v.8) y llanto (v.10), que son el contraste con la mención de alegría (v.11), cuando el poeta comprueba que ya puede llorar.
    Los verbos que aparecen en el poema son de tipo sensorial, que expresan sentidos, sentimientos y conocimiento, como por ejemplo Sé (v.1), Noté (v.5), sentí (v.7), etc.
    Predominan las oraciones de periodos largos y subordinados, en los cuales una oración llega a alcanzar una estrofa entera como en la segunda, en la primera destacamos dos oraciones (COMPUESTAS) y en el tercero una oración compuesta y una oración exclamativa (COMPUESTA).
    El principal campo semántico que encontramos es de los sentidos (Ej: notarlo, arranca, tristeza, alegría,…). Y para concluir podemos denotar que utiliza un lenguaje formal, fácil de entender, ya que no contiene ningún tecnicismo ni palabra complicada.

    Con la rima analizada podemos concluir que se trata de un poema bello y sencillo donde el autor, Gustavo Adolfo Bécquer, intenta expresarnos sus sentimientos en una situación crítica entre la vida y la muerte, dándonos a conocer esa felicidad que siente al llorar, al sentirse vivo todavía, pero no por mucho tiempo. Es un poema muy profundo ya que me ha transmitido sensaciones muy fuertes, sentimientos difíciles de entender para la gente que no tenemos problemas graves similares a los del autor, haciéndonos reflexionar de la gravedad de su situación dramática. También tengo que destacar la idea de que el hombre también llora, me parece muy interesante este aspecto.

    Virginia Bordal Beteta 2A
    Notas:
    1. No es hipérbole
    2. Este S.Prep. hace de CCT y no hay encabalgamiento, se puede hacer la pasusa versal, pero quizás si sed haga el encabalgamiento porque en la segunda y tercera estrofa sí que se tiene que hacer.

    Comentario por virbb8 — noviembre 7, 2007 @ 5:01 pm | Responder

  3. RIMA LXVIII

    Gustavo Adolfo Bécquer murió en 1870 sin ver publicadas sus rimas. En vida no gozó de demasiado reconocimiento por su obra pero algunos de sus amigos, como Luis González Bravo, se preocuparon por que esto no quedara asi, conscientes del gran valor artistico i literario de las obras que tenian delante. Las publicaron junto con las leyendas dandole asi la fama y el prestigio internacional al nombre de Bécquer.

    La rima que nos ocupa ahora forma parte de el último grupo; unas rimas que reflejan un mundo de soledad angustia y presagios de muerte, se (H)a de tener en cuenta que la clasificación de las rimas no fue hecha por el mismo Bécquer sino por sus amigos después de su muerte. Esta rima refleja la idea de la relacion de los sueños con la realidad; cómo sabemos cuando soñamos o no, entender la vida como un mero sueño. Esta era una idea bastante extendida en el romanticismo(, q)ue tenían una visi(Ó)n de la realidad algo pesimista.

    Empieza dici(É)ndonos que no recuerda lo que ha soñado esa noche, pero que deb(Í)a de ser algo muy triste, ya que, despierto aún le duraba la angustia. Esto refleja lo que antes ya hemos dicho del pesimismo, porque ni siquiera soñando es capaz de librarse de la tristeza. Sigue afirmando que al notar su almohada húmeda un amargo placer le llenó. Y acaba diciendo que es muy triste un sueño que nos hace llorar pero que le alegra compro(B)ar que aún le quedan lágrimas, es decir, que a él no le preocupa lo que ha soñado, sino la posibilidad de volverse tan insensible como para no poder expresar sus sentimientos y emociones; de ahí que se alegre al ver las lÁgrimas.

    Esta composición esta formada por tres cuartetos-LIRA. Compuestos por cuatro versos cada uno, los dos primeros de cada estrofa son heptasílabos y de arte menor; en cambio los dos últimos de cada estrofa son endecasílabos, de arte mayor. En cuanto a la rima, aunque no esta muy clara, parece que riman los versos pares en asonante. ESTÁ CLARÍSIMA, RIMAN EN (á-a)

    También se pueden destacar de este poema algunos recursos literarios como una paradoja en el verso ocho donde habla del amargo placer, o una clara antítesis en la última estrofa, donde encuentra una alegría dentro de su tristeza.

    Notas
    Falta la valoración personal.

    Comentario por rubio1988 — noviembre 11, 2007 @ 6:29 pm | Responder

  4. Maria Capó Genovart
    2º Bachiller -B
    RIMA LXVIII

    Gustavo Adolfo Bécquer es uno de los poetas más importantes de la etapa de transición (1836-1870), y se puede considerar un romántico rezagado que prefiere la lírica intimista de forma sencilla y cuidada. Después de su muerte sus amigos publicaron un conjunto de sus rimas agrupadas en cuatro grupos según sus temas. Esta rima la situamos en el cuarto bloque donde el poeta expresa su miedo a la soledad, al dolor y a la muerte, que intuye cercana. Debemos destacar que Bécquer padeció una enfermedad, la tuberculosis.
    Este poema trata sobre la felicidad que siente al ver que aún sigue vivo.
    El poema esta compuesto por tres estrofas de cuatro versos cada una. Los dos primeros versos de cada estrofa son heptasílabos, arte menor, mientras que los dos últimos son endecasílabos, por lo tanto, arte mayor. La rima de poema es asonante en los versos pares, en a-a.
    En la primera estrofa el poeta recuerda el angustioso sueño de la noche pasada, del cual no se acuerda muy bien(,) ya se trata de un recuerdo desvanecido, algo que a todos no ha ocurrido alguna vez. En la segunda estrofa, Bécquer describe c(Ó)mo se sintió al despertarse a causa de ese angustioso sueño. En la última estrofa cuenta como en medio de esa angustia y ansiedad se puso a llorar y se alegró de ver que seguía estando vivo.
    Los recursos expresivos más destacados de este poema son:
    Aparecen dos antítesis muy destacadas en los versos 8 y 11. La primera de ellas es “amargo placer” y la segunda “mi tristeza una alegría”(1), Bécquer utiliza estas ideas tan contrapuestas para expresar su felicidad al comprobar que aún puede llorar. En los versos 3, 4, 5, 6, 7,11 aparece el hipérbaton, ejemplo: “Noté al incorporarme”. Finalmente, en el último verso aparece en lenguaje (EXCLAMATIVO)(2) “¡S(É) que aún me quedan lágrimas!” (Función expresiva), donde el poeta se da cuenta de que sigue vivo y aún puede expresar sus sentimientos. Debemos tener en cuenta que Bécquer escribió este poema cuando se encontraba entre la vida y la muerte, a causa de una grave enfermedad.
    A lo largo del poema aparecen términos muy relacionados con la tristeza(3), como triste, muy triste (verso 3), triste (verso 9) y tristeza (verso 11). Además también aparecen términos con significados muy parecidos como: angustia (verso 4), amargo placer (verso 8) y llanto (verso 10). En el poema también aparecen conceptos opuestos al palabra tristeza, como alegría (verso 11).
    Los poemas de Bécquer destacan porque tienen mucha musicalidad. Destacan los DOS acentos tónicos iniciales (- -). Observamos que en los versos UNO Y dos, CINCO Y seis; y nueve Y DIEZ hay encabalgamientos, que también le aportan un ritmo al curso del poema.
    Respecto a este poema, Bécquer lo escribió cuando estaba enfermo y expresa su angustia(;) pero también la alegría que sentía al seguir vivo y le ayudaba a suavizar su dolor. Podemos deducir, que el poeta temía a la muerte, a la soledad y al dolor, y sabía que su final estaba cerca.
    El poeta de forma sencilla Y sin abundancia de recursos expresivos expresa a la perfección cuales eran sus sentimientos. Bécquer pertenece al romanticismo, donde los autores usan la naturaleza como reflejo de sus sentimientos y emociones, por eso en este poema podemos relacionar la noche con la angustia, el desconsuelo, la tristeza que siente. (Desde) mi punto de vista, en este poema Bécquer afirma indirectamente que el hombre también llora. Esta idea quizás para nosotros sea absurda pero debemos tener en cuenta que la sociedad del siglo XIX tenía otra ideología.

    NOTAS
    1. ESTO ES MÁS UNA PARADOJA QUE UNA ANTÍTESIS
    2. NO TODAS LAS EXCLAMACIONES SON VOCATIVOS, SÓLO CUANDO SE LLAMA A ALGUIEN.
    3. ESTE RECURSO SE LLAMA DERIVACIÓN.

    Comentario por mariacapo — noviembre 12, 2007 @ 3:37 pm | Responder

  5. Rima LXVIII

    Gustavo Adolfo Domínguez Bastida, más conocido como Gustavo Adolfo Bécquer fue un poeta y narrador español, perteneciente al movimiento del romanticismo. Nació en Sevilla. Quedó huérfano de padre y madre ya de pequeño. Encontró su vocación en la literatura y malvivió pasando muchas estrecheces económicas escribiendo artículos periodísticos. Murió joven a los 34 años de tuberculosis. Sus amigos Ferrán y Correa se pusieron de inmediato a preparar la edición de sus Obras completas para ayudar a la familia; salieron en 1871 en dos volúmenes; en sucesivas ediciones fueron añadidos otros escritos.
    Su poesía es intimista y nace de la evocación del sentimiento.(www.wikipedia.com y libro de texto).

    Esta rima pertenece al cuarto grupo en el cual Bécquer reflexiona sobre el miedo a la soledad, al dolor y a la muerte y expresa su angustia por su final, el que intuye cercano.
    El poema se divide en tres estrofas. En al primera estrofa nos dice que no sabe lo que debió soñar pero que se despertó y aún estaba muy angustiado. En la segunda, nos dice que al notar que la almohada estaba húmeda le dio un placer amargo. Y en la última expresa su alegría por poder llorar.
    Bécquer a través de esta rima, quería expresar angustia por ver que se sentía mal y veía su final pronto(;) pero a la misma vez que en ese momento se sentía feliz por que podía llorar, y aún podía expresar sus sentimientos.

    La rima esta compuesta por tres estrofas de cuatro versos cada una. Los dos primeros versos de cada estrofa son heptasílabos( 7sílabas) y los dos últimos son endecasílabos( 11 sílabas).
    La rima : 7a7b11c11b// 7-7b11a11b//7c7b11-11b

    Para darle belleza al poema, Bécquer (UTILIZA) varios recursos:
    -Hipérbaton en los versos () 3. El orden correcto sería: El sueño debió ser triste muy triste pues la angustia me duraba despierto .
    -Otra hipérbaton en el verso 9. El orden correcto sería : El sueño QUE LLANTO NOS ARRANCA es triste cosa.
    -Una paradoja en el verso ocho: amargo placer.
    -Una antítesis en el penúltimo verso: en mi tristeza una alegría.
    Estos dos últimos recursos le dan mucho contraste entre alegría y angustia a la rima, cosas que parecen incompatibles.

    Este poema me ha gustado mucho por que Bécquer hace ver qué est(á) mal y que no se siente bien, siente mucha angustia y tristeza, pero desde dentro de esta tristeza saca su parte buena, la de seguir vivo y poder siguiendo sentir. Me gusta especialmente, por que me impresionan las personas que siempre sacan las cosas positivas de los estados malos y que saben aprovechar hasta los últimos momentos de su vida
    Notas
    1. Esto es lo que habías puesto.
    -asonante(-o) a
    -consonante(-ada) b
    -asonante A
    -consonante B
    -Consonante(-eño) C
    -consonante b
    -asonante A
    -asonante(-a) D
    -asonante a
    -asonante d
    -consonante C
    -asonante D
    2. Faltan recursos<. poliptoton, derivación

    Comentario por hectooor — noviembre 14, 2007 @ 4:48 pm | Responder

  6. Laura Pont Febrer
    2 Bachillerato B

    Rima LXVIII, comentario.

    La cuarta parte es la que contiene esta rima. Sabemos que los poemas de esta parte del libro hacen referencia al miedo de la soledad y la muerte. Además, esta rima la escribió cuando estaba enfermo (tuberculosis), lo que hace que tenga mucho más miedo de morir; ya que EL RIESGO se ve(ía) aumentadO.

    Estructura externa:

    Esta rima está formada por tres estrofas de cuatro versos cada una. Los dos primeros versos de cada estrofa son de siete sílabas y los dos últimos versos de once sílabas menos el último verso de la tercera estrofa que sólo tiene (SIETE) sílabas. La rima es asonante en los versos pares (á-a). El poema está compuesto en arte mayor y menor (POR LOS HEPTASÍLABOS).
    En este poema Bécquer utiliza pocos recursos retóricos. Encontramos el hipérbaton (Triste cosa es el sueño / de un amargo placer henchirse el alma) y la antítesis (amargo placer). En el poema destaca el encabalgamiento y le da musicalidad. El primer verso encabalga el segundo, el quinto encabalga el sexto y el noveno encabalga el décimo. Es destacable así como empieza el poema, con dos sílabas tónicas para darle fuerza. POLÍPTOTON; noté/notarlo; he soñado/sueño, triste/muy triste/tristeza,

    Estructura interna:

    Bécquer refleja su alegría de vivir a través de un triste sueño. Es decir, de un hecho triste obtiene uno feliz. PARADOJA
    En la primera estrofa nos cuenta que tuvo un sueño muy triste pero no sabía que había soñado. Sabía que era muy triste porque cuando se despertó la angustia aún le duraba. En la segunda estrofa insiste en que el sueño había sido muy triste, que su almohada estaba mojada de las lágrimas que había derramado durante el sueño y que noto un “amargo placer” del cual su alma se llenaba (el amargo placer era el de que si notaba todo eso(,) es que estaba vivo, aún no se había muerto). En la última estrofa dice que en general el sueño es triste y que nos hace llorar, pero que a pesar del triste sueño ten(Í)a una alegría, aún vivía.

    Opinión personal:

    Es un poema muy acertado, diferente, ya que de una cosa negativa saca otra de positiva. Me ha impresionado bastante. Siempre que nos pasa algo triste, solo pensamos en lo terrible que ha sido, pero nunca pensamos que puede tener una segunda parte que nos favorezca. Por eso me ha impactado bastante; de aquí mi elección.

    Comentario por laureta — noviembre 15, 2007 @ 4:31 pm | Responder

  7. Mª Antònia Garau Capó
    2 Bachiller B

    Rima LXVIII

    Gustavo Adolfo Bécquer es uno de los poetas más importantes del siglo XIX, se le puede considerar un romántico rezagado que crea lírica intimista de forma sencilla y cuidada.

    Esta rima se encuentra en el cuarto bloque, que se basa en el miedo a la soledad, al dolor y a la muerte, que intuye cercana, destacando que Bécquer sufrió una grave enfermedad (tuberculosis) siendo muy joven.

    El tema principal de este poema es la gran felicidad que siente al despertar y darse cuenta que sigue vivo.

    Si analizamos la métrica de la poesía, podemos ver que está formada por tres estrofas, de cuatro versos cada una, las cuales siguen el mismo esquema, los dos primeros versos de la estrofa son heptasílabos, mientras que los dos últimos son endecasílabos. Es de rima asonante, ya que únicamente riman las vocales (á, a) en los versos pares. A lo largo de la rima encontramos diversos encabalgamientos, dónde los versos impares cabalgan sobre los pares, dando musicalidad y ritmo al poema.

    En las figuras retóricas empleadas en este poema por Bécquer, se pueden apreciar:
    – Anáfora: que encontramos en el tercer y noveno verso “Triste”
    – Antítesis: en el octavo verso aparece “amargo placer” y en el undécimo verso “mi tristeza una alegría”.
    – Hipérbaton: en el cuarto verso “pues despierto la angustia me duraba”, en lugar de: pues la angustia, despierto me duraba; en el sexto verso “húmeda la almohada” que sería: la almohada húmeda; y en el octavo verso “de un amargo placer henchirse el alma”dónde el orden lógico sería: el alma henchirse de un amargo placer.

    A lo largo del poema aparecen términos relacionados con la tristeza, como en el tercer verso, triste, muy triste; en el noveno, triste; y en el undécimo, tristeza DERIVACIÓN. También aparecen diferentes palabras con significados parecidos RELATIVOS AL SUFRIMIENTO como: en el cuarto verso, angustia; en el octavo, amargo placer (OXIMORON); y en el décimo, llanto.

    En la primera estrofa de la rima, el poeta nos cuenta que ha tenido un sueño triste, y que después de despertar su angustia aún continuaba. En la segunda estrofa, explica que al despertarse notó la almohada húmeda, había llorado y por eso sintió una gran alegría. En la tercera y última estrofa, comenta que, aunque el sueño sea triste y le haga llorar él está contento de ver que sigue vivo, ya que padece una enfermedad que le llevará a la muerte, sabiendo que su final está cerca.

    Después de analizar el poema, podemos entender lo que sentía Bécquer en su situación crítica entre la vida y la muerte, expresando su felicidad al ver que siguía vivo, aunque sabe que no por mucho tiempo. El poema me ha impresionado, ya que siempre que nos pasa algo triste, nunca pensamos que esto pueda tener algo positivo para nosotros. Esta rima, al igual que la XLIV, nos destaca que los hombres también lloran. Quizás para nosotros el hecho de pensar que no lloran es una idea ilógica(;) pero debemos recordar que en aquella época tenían una mentalidad diferente, a la de hoy en día.

    Comentario por mgarau — noviembre 17, 2007 @ 9:09 am | Responder

  8. Sara Sánchez García 2 A
    Rima LXVIII
    Esta rima se encuentra en la cuarta serie de las rimas que trata de el miedo a la soledad, al dolor y a la muerte, expresa la angustia por su final. Bécquer cree que su final esta cerca, por una grave enfermedad que padeció: la sífilis juntamente con la tuberculosis.
    Por una parte en este poema refleja la tristeza de ver su muerte cercana y por otra parte la alegría de aún estar vivo y poder explicar sus sentimientos.
    Estructura externa
    Esta rima esta separada en tres estrofas de cuatro versos cada una. Los dos primeros versos de la primera estrofa son heptasílabos y los dos últimos versos son endecasílabos. La rima es asonante en el segundo y cuarto verso, en el sexto y octavo y finalmente en el verso diez y doce. (a-a). Utiliza encabalgamientos en el primer verso sobre el segundo, en el quinto verso sobre el sexto, EL SÉPTIMO SOBRE EL OCTAVO y el noveno sobre el décimo. Algunos de los recursos retóricos que aparecen son:
    – Hipérbaton, en el cuarto verso “pues despierto la angustia me duraba” y en el nueve “triste cosa es el sueño”.
    – Paradoja, en el undécimo verso “mas tengo en mi tristeza una alegría” y en el sexto verso “de un amargo placer henchirse el alma”.
    – Exclamación, en el duodécimo verso “¡Sé que aún me quedan lágrimas!”.
    – Epíteto, en el tercer verso “ triste muy triste debió ser el sueño,”
    En la rima también aparecen adjetivos especificativos como “húmeda la almohada” en el verso seis. En los versos endecasílabos de la primera estrofa, destaca el acento enfático ya que la fuerza recae en las sílabas 1,6 y 10. Los de la segunda estrofa, destaca el acento sáfico, ya que la fuerza recae en las sílabas 4, 8, y 10. Los de la tercera estrofa, destaca el acento sáfico, como en la segunda estrofa.
    Estructura interna
    En la primera estrofa habla de que ha tenido un sueño que le ha llenado de angustia, tanta angustia que al despertarse todavía le duraba esta. En la segunda estrofa habla de que su almohada esta llena de lágrimas y al sentirlas se lleno de “amargo placer”, es decir que siente dolor por si se muere y alegría porque aún esta vivo. En la tercera y última estrofa habla de que aún tiene alegría porque todavía vive para poder derramar más lagrimas.
    Se trata de un texto retórico porque analizamos una poesía, en la cual aparecen figuras retóricas y la función del poema es poética.
    Opinión personal
    Bécquer se encuentra en un estado el cual no sabe si estar contento o triste, por eso contrasta ideas contradictorias, expresa su alegría por aún estar vivo y su tristeza por su muerte cercana. En mi opinión esa tristeza en él no tendría que existir y tendría que disfrutar el momento, ponerse triste solo le servirá para angustiarme más y posiblemente morir antes (1).

    NOTAS
    1. ERES MUY PRAGMÁTICA

    Comentario por sareta90 — noviembre 18, 2007 @ 11:54 am | Responder

  9. Laura María Cabezas Rivas 4ºESO

    Rima LXVIII de Bécquer

    Métrica

    El poema está formado por tres estrofas de cuatro versos. Los dos primeros versos de cada estrofa son heptasílabos mientras que los dos últimos son endecasílabos CUARTETO LIRA. Riman de forma asonante los versos pares quedando libres los impares. El esquema de la rima es: 7-7a11-11A/ 7-7a11-11A.

    Tema

    El sueño y la tristeza

    Estilo

    Sencillo, claro y directo

    Figuras literarias

    Hipérbaton en la segunda estrofa.
    Paradoja en el cuarto verso de la segunda estrofa y en el CUARTO verso de la tercera estrofa.
    Exclamación retórica en el último verso del poema.
    SinécdoQUe en el último verso del poema, siendo el continente por el contenido, …etc. Lágrimas= sentimientos. MMÁS BIEN METONIMIA, LA CAUSA POR EL EFECTO

    Resumen

    El poeta nos dice que una noche se despertó con una tristeza profunda sin saber qu(é) había soñado. Descubrió que su almohada estaba húmeda, quizás por las lágrimas derramadas mientras dormía o por el sudor que había provocado la angustia del sueño. Pero al final del sueño nos aclara que le es preferible sufrir y llorar a no sentir nada.

    Reflexión moral

    En este poema el poeta nos trata de decir que es mejor el sufrimiento que la falta de sentimientos, es decir, prefiere llorar y angustiarse a convertirse en un ser insensible y falto de sentimientos.

    Espero que os haya gustado mi comentario.
    NOTAS

    Está bastante bien. Pero no sé quién eres, no te tengo de alumna de 4ºA, B, ni C. Puedes participar todo lo que quieras.

    Comentario por laurixi92 — diciembre 7, 2007 @ 9:41 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: