artà 2 bachiller insti

octubre 31, 2007

Rima LXIX

Filed under: Rima LXIX — julen @ 7:47 pm

http://cvc.cervantes.es/obref/rimas/rimas/rima49.htm

[¡La vida es sueño!

Calderón]
Al brillar un relámpago nacemos
y aún dura su fulgor cuando morimos;
¡Tan corto es el vivir!
La gloria y el amor tras que corremos
sombras de un sueño son que perseguimos:
¡Despertar es morir!

Anuncios

5 comentarios »

  1. Paul Karl Allan Brunkert 2º A

    RIMA LXIX

    En esta rima se manifiesta la procedencia romántica del poeta, relacionando la vida y el sueño, una manera de evadirse de la realidad, refugiándose en los sueños y la imaginación(1). Usando Gloria y (A)mor, Bécquer NO NO NO sigue referiendose al amor que siente por Espín(2). Aquí bien NO NO NO (3) se podría entender que ella es la Gloria, la cual Bécquer intenta conseguir, pero para él ya es algo inalcanzable, y por eso añade sombras, en el quinto verso, dando un enfoque lúgubre y de resignación (4).

    Durante los sueños es cuando Bécquer interpreta que vivimos la verdadera vida, o eso da a entender usando la oración “¡despertar es morir!”. Queda claro que el significado de tal afirmación puede ser subjetivo, pero parece ser así.

    Centrándonos en los recursos lingüísticos: como viene ser característico en las rimas de Bécquer, usa mucho el hipérbaton, que resulta ser la única complicación que encontramos. También aparecen exclamaciones reforzando la idea de que la vida es corta y que encontramos la felicidad en los sueños. En el verso segundo aparece un epíteto (5) “Brillar un relámpago”, que a la vez se entrelaza con la idea general de esta primera estrofa “la vida es muy corta”, llevando a cabo una comparación, entre la rápidez en que un relámpago viene y desaparece y la vida, igual de corta.
    ()También dice que cuando despertamos morimos, lo que significa que los sueños son la vida, y para su desdicha estos son demasiado cortos, devolviéndolo a la dura realidad, la que el poeta ya no alaba para nada, sino la rechaza, evadiéndose en sus pensamientos y sueños(6). Esta evasión en los sueños suponen una rebelión ante el destino, igual que hizo Calderón en su obra “la vida es sueño”. Otros autores han hablado de esta concepción: los antiguos griegos, persas, etc. ¿Y CUÁL ES ESA CONCEPCIÓN?

    El amor que diariamente siente no es para él un amor completo, sino que es durante los sueños que el amor adopta toda su fuerza. Esto se ve en los versos La Gloria y el Amor tras que corremos sombras de un sueño son que perseguimos.

    En resumidas cuentas, Gustavo Adolfo Bécquer expone todo un conjunto de ideas entrelazadas unas con otras en muy pocos versos,(7) consiguiendo así un poema muy elaborado. En esta ocasión ya no es tan fácil de entender, ya que las numerosas ideas (7) entrelazadas unas con otras pueden confundir, y los hipérbatos mencionados anteriormente no contribuyen demasiado (8). Así, todo el conjunto dota la rima de un aire místico, con cierto aire filosófico que hace al lector dudar sobre la realidad.
    NOTAS
    1. LA VIDA ES SUEÑO ES UNA OBRA DE cALDERÓN DE LA BARCA. De hecho hay una cita al comienzo de la rima. La recuperación de temas del barroco es una de las características del romanticismo español.
    2. nO, ES AMOR COMo MAYÚSCULAS. Es el amor, en general, como consepto, como idea, no su(s) amor(es) particulares. Es una rima de tono filosófico. Los tres primeros versos destacan la brevedad de la vida.
    3. LA GLORIA es el éxito en la vida o la fama.
    4. Porque si la vida es tan breve la Gloria y el Amor, no son nada, sombras de un sueño que perseguimos, NADA DE NADA.
    5. NO ES UN EPÍTETO, UN EPÍTETO HA DE SER UN ADJETIVO, Y AHÍ NO LO HAY.
    6. ESTA FRASE ES MUY POLISÉMICA, SE PUEDE INTERPRETAR DE MUCHAS MANERAS.
    7. NO GENERALICES Y UTILICES EXPRESIONES VACÍAS. CONCRETA
    8. EL VERBO CONTRIBUIR NECESITA UN COMPLEMENTO REGIDO CON LA PREPOSICIÓN A. No contibuyen ¿a qué?
    9. No dices nada de la medida, ni la rima.

    Comentario por paul2424 — noviembre 15, 2007 @ 6:29 pm | Responder

  2. Rima LXIX
    sandraCazorla martínez

    Gustavo Adolfo Bécquer, nació en Sevilla el 1836. Tuvo una infancia peculiar, a los 5 años quedó huérfano de padre y a los nueve de madre. Se crió con su madrina. A los 17 años se va a Madrid en busca de fortuna en el campo de las letras. Trabajó escribiendo artículos literarios y pintando cuadros. Hubo varias mujeres en su vida, como las hermanas Espín, entre otras, a las cuales se dice que le dedicaba algunas de sus rimas y eran sus musas de inspiración.

    El autor pertenece al corriente literario del Romanticismo, que representa en sus obras el tono íntimo, al oído, de la lírica profunda. Los tres temas centrales de sus rimas son la creación poética, el amor y la muerte.

    Esta rima pertenece al cuarto bloque de rima que publicaron sus amigos después de estar muerto Bécquer. Este bloque se caracteriza en que los temas principales son el miedo a la soledad, al dolor y a la muerte, todas estas características expresan la angustia por su final, que intuye cercano. Este bloque de rimas podemos vincularlo a la etapa en que Bécquer padeció una enfermedad, que se llevó la vida del escritor. En este poema podemos reconocer fácilmente que el tema principal es la brevedad de la vida.

    El poema consta de dos ESTROFAS, con tres versos cada uno. Los dos primeros de cada estrofa son endecasílabos, mientras que los últimos son hexasílabos. La rima es CONSONANTE (11A 11B 7c 11A 11B 7c )

    En la primera estrofa nos está comparando la duración del brillo de un relámpago con la duración de la vida. Es decir, para el autor, la vida es muy breve. Podemos considerar que el autor ve la muerte como una realidad próxima para él, a consecuencia de su grave enfermedad.

    En la segunda estrofa la gloria y el amor que las personas persiguen, ahora son sombras. Tanto amor como gloria ya son inalcanzables para él, por eso se refugia en las sombras, típico de los autor románticos, que se evaden en escenarios lúgubres y oscuros para alejarse de la realidad. Por lo tanto, para él estar despierto le supone la muerte, dando a entender que la vida se encuentra en los sueños.

    El poema consta de dos estrofas de tres versos cada una. Los dos primeros versos de cada estrofa son endecasílabos y los últimos, también de cada una, son heptasílabos. Los versos son de rima consonante:A-B-c ,A-B-c.
    Esta rima no presenta ninguna pausa interna.
    Se encuentran pocos aspectos literarios en (estA rima), los más importantes son:
    – Hipérbaton: encontramos dos hipérbatos. UnO no muy marcadO en el primer verso y otrO en El verso 5.
    – Antítesis: “¡despertar es morir!” (verso 6), también tiene la función de exclamación. LA ANTÍTESIS ESTÁ SUBRAYADA POR LA EXCLAMACIÓN
    – Exclamación: ya nombrada en el verso 6 y otra en el verso 3.
    Sólo hay dos encabalgamientos suaves. Los dos primeros versos de cada estrofa encabalgan el segundo verso de cada una.
    La musicalidad de los versos 1, 2, 4 y 5 es de pies anapesto (ooó), mientras que en los versos 3 y 6 es pies anfíbraco (oóo). SON IRREGULARES LOS PIES MÉTRICOS

    Durante todo el poema Bécquer reniega de la realidad y ve la vida como un proceso muy corto que enseguida nos lleva a la muerte. Las cosas buenas, como la gloria y el amor son fruto de nuestros sueños. Por lo tanto, se evade en los sueños como consecuencia del rechazo a la realidad. Todo esto es porque ve el final de su vida muy cercano. Podemos ver que la poesía de este bloque de rimas es un tanto distinta a las otras, ya que en éstas, Bécquer no utiliza tantas figuras retóricas, el subjetivismo es más presente.

    Comentario por sandracm — noviembre 17, 2007 @ 2:06 pm | Responder

  3. Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) de su obra destaca su poesía lírica. Las rimas , se trota de narraciones fantásticas ambientadas en su mayor parte en la Edad Media, mediante la prosa lírica, expresa sentimientos y emociones íntimas.
    Características:
    Su poesía es intimista y nace de la evocación del sentimiento, el poeta no parte de las vivencias inmediatas, sino del recuerdo de ellas, mezclado con su fantasía.
    Su poesía subjetiva expresada con un estilo sin excesos retóricos que busca la perfección formal a través de la sencillez. Busca sus modelos en la lírica romántica alemana y en las canciones populares andaluzas con su intimismo, su pureza, la sensibilidad y su autenticidad. Abre las puertas de la poesía contemporánea.
    La cuarta serie de las rimas va desde la rima LII hasta la última (LXXXVIII). En estos se agudiza los sentimientos de desengaño y frustación, hasta llegar a un desasosiego parecido al de Larra en sus últimos artículos. También en estas rimas Bécquer entra en un periodo de dudas y preguntas existenciales, que unidas a su pesimismo respecto del amor y de las mujeres nos demuestra que llegó a perder la esperanza.
    Este texto pertenece a la cuarta PARTE DE LAS RIMAS de Bécquer. Es un texto lírico escrito en 6 versos repartidos en dos estrofas de tres versos cada una. Los dos primeros versos de cada estrofa son de once sílabas, mientras que el último es heptasílabo. Así podemos decir que es una silva. Tiene una rima consonante de la siguiente manera; 11A, 11B, 7c, 11A, 11B, 7c. En esta rima utiliza recursos como: hipérbaton primer verso y otra en los versos 4,5 y 6, antítesis en el verso 6 que también tiene una función de exclamación y en el verso 3 también podemos encontrar una función de exclamación. El autor también usa antítesis como por ejemplo: vivir-morir. Sólo hay dos encabalgamientos suaves. Los dos primeros versos de cada estrofa encabalgan el segundo verso de cada uno.
    Este texto lo podemos dividir en dos partes: la primera( la primera estrofa) se hace referencia a la vida como un periodo de tiempo corta y la segunda parte (segunda estrofa) reflexiona sobre el sentido de la vida.
    En cuanto al significado de este poema podemos decir que hace una reflexión de la vida. Bécquer dice que la corta duración de la vida es presente como un relámpago, y que por eso lo que llena la vida no es más que la sombra de un sueño; de este modo si el autor se despierta, las sombras se pierden, la vida no tiene sentido y se muere.

    Comentario: llego a la conclusión según esta rima que para el autor despertar es morir porque en ella debate el sentido de la vida con el de su vida propia. Al principio del poema podemos observar que el autor vive un desengaño.

    Comentario por beleta6 — noviembre 18, 2007 @ 11:26 am | Responder

  4. La obra Rimas, de Gustavo Adolfo Bécquer, contiene unas 79 rimas que tratan el tema del amor, de la creación literaria y del despecho. Estas obras tienen un indudable carácter romántico, ya que en ellas se da mucho protagonismo a los sentimientos, se utiliza un tono muy intimista y subjetivo, nos muestran los sentimientos de rebeldía Y frustración,… El objetivo de las rimas era, básicamente, crear poesía y expresar los sentimientos que sentía el poeta. Estos poemas iban dirigidos, en gran parte, a la mujer, a su visión de la mujer en general. Concretamente, la rima LXIX se incluye en esas rimas que tratan el tema del dolor, de la muerte y de la desesperanza. En ella, Bécquer hace una reflexión sobre la vida y el amor. Esta parte correspondería a la última época de su vida, el momento en que cayó enfermo, en el que entró en el monasterio, como demuestra la temática de la rima, basada en la evocación y la tristeza.

    En la rima LXIX encontramos una clara referencia al paso del tiempo y a la tristeza y desesperanza en la que estaba sumido Bécquer.

    En la primera estrofa se nos explica el paso del tiempo, la fugacidad de éste. Queda claro con la expresión “¡tan corto es vivir!”. Es decir, elude a lo efímero de la vida. Además, en esta primera estrofa ya podemos intuir una cierta desesperanza o, al menos, cierta melancolía, ya que con la expresión citada previamente nos muestra una clara tendencia o deseo a vivir(1), quizás para solucionar sus problemas y volver a vivir aquellos tiempos remotos, llenos de amor y alegría. Por lo tanto, aunque subjetivamente, podemos intuir una evocación del pasado, de esos tiempos maravillosos a los que el poeta le gustaría volver(2). Por otra parte, en la segunda estrofa, Bécquer nos centra el poema en el amor. La Gloria y el amor son los objetivos primordiales de todo ser humano. Sin embargo, la gloria y el amor no son más que sombras de un sueño. O sea, que si el autor se despierta, deja de soñar, las sombras se pierden y la vida no tiene ningún sentido. ESTO SÍ. Encontramos aquí la tristeza y desesperanza del poeta, esta vez hacia el amor. Bécquer concibe el amor y la gloria como un sueño, algo imposible de alcanzar. Aunque, cuando despierta del sueño, y observa la verdadera realidad, su vida no tiene ningún sentido, porque el amor ya no está, y, por lo tanto, prefiere morir.(3) Entonces, como dice Bécquer en el poema, “¡despertar es morir!”. Encontramos aquí la clara referencia a la muerte, ya que Bécquer, como buen romántico, se evade de la realidad, que le parece cruel, y prefiere morir a sufrir.

    En la rima LXIX predomina la función estilística o poética, que se utiliza cuando se busca la belleza y el mensaje oral o escrito se cuida especialmente. También predomina la función emotiva, con la que el autor no introduce sus sentimientos hacia la realidad y al amor, todo impregnado por una profunda tristeza. Respecto al estilo, utiliza un estilo reflexivo para expresar sus ideas, sentimientos y emociones. Como ya hemos dicho, el poema está compuesto por dos estrofas de tres versos cada una. Todos los versos son endecasílabos (once sílabas), excepto los últimos versos de las dos estrofas, que son heptasílabos (siete sílabas). Por lo tanto, los versos de once sílabas serán de arte mayor y los de siete serán de arte menor. Respecto a la rima, riman los dos primeros versos de la primera estrofa con los dos primeros versos de la segunda estrofa en rima consonante. Además, el último verso de la primera estrofa rima con el último verso de la segunda estrofa, y también en rima consonante. Por lo tanto, aquí ya encontramos una cierta musicalidad, ya que la rima está muy definida y riman muchos versos con otros. Respecto a la musicalidad, podemos añadir que no hay ningún pie métrico que sobresalga por encima de otro, ya que encontramos algunos anapestos (ooó), anfíbracos (oóo)….(4)

    Es un poema bastante breve, pero con algunos recursos retóricos. En primer lugar, encontramos algunos hipÉrbatos, como el del verso uno, ya que el orden lógico sería “nacemos al brillar un relámpago; o en el verso cinco, en el que el orden lógico sería “son sombras de un sueño que perseguimos”. También encontramos dos exclamaciones retóricas, a final de cada estrofa, en las que se recoge las ideas principales del poema. Asimismo, encontramos una comparación en la primera estrofa y en la segunda: por una parte, en la primera estrofa, se compara la vida con un relámpago. Es decir, se nos da a entender que la vida es tan corta como el fulgor de un relámpago. Por otra parte, en la segunda estrofa, se compara el amor y la gloria con un sueño. La comparación tiempo-fulgor de un relámpago, también sería una hipérbole, ya que Bécquer exagera al extremo la brevedad de la vida. La comparación del relámpago también podría ser una metáfora. En el primer verso, también encontramos un epíteto, ya que la brillantez del relámpago es algo intrínseco en él. Es decir, ya sabemos que los relámpagos brillan, porque lo hacen por naturaleza. Por último, podemos decir que el poema entero se basa en LA COMPARACIÓN Y LA antítesis, ya que opone conceptos como vivir-morir o despertar-morir.

    La rima LXIX es un poema plenamente romántico. En él destacan tópicos como el “ubi sunt”, aunque parcialmente, ya que en la rima no pregunta por ninguna personalidad, pero sí por el amor y la gloria, que Bécquer considera que ya se han ido, y sólo son meros sueños. Asimismo, también encontramos una clara referencia al “tempos fugit”, ya que Bécquer expresa su impotencia hacia la fugacidad del tiempo, ya que el tiempo es inaprensible. Además, en la rima encontramos constantes románticas como el subjetivismo, intimismo,… La constante más destacada es la evasión de la realidad, que se hace muy clara en este poema. En el poema, el poeta expresa su rabia y tristeza hacia la realidad, y se alimenta de una realidad falsa imaginaria(5), los sueños, donde reina el amor y la gloria. Como curiosidad, podemos decir que en la obras encontramos claras connotaciones calderonianas. Así lo demuestra que la rima fuera publicada en 1866 con el título “La vida es sueño. Calderón”. Este último aspecto incide de nuevo en el aspecto romántico del poema, ya que Bécquer se inspira con un autor barroco, precisamente de la época idealizada por los románticos y que pretenden resurgir. Respecto al significado, podríamos decir que Bécquer considera que la vida es un “especie de sueño”, por lo tanto, son meras ilusiones. Cuando el poeta despierta, muere, ya que la vida es el sueño. Desde mi punto de vista es una visión un tanto pesimista de la vida, ya que Bécquer nos da a entender que la vida es una apariencia, algo que se acaba desvaneciendo.

    Bibliografía

    http://www.xtec.es/~jcosta/biogra~1.htm
    http://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Figuras_ret%C3%B3ricas
    http://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%B3pico_literario
    http://cvc.cervantes.es/obref/rimas/rimas/rima49.htm
    Libro:
    “Rimas”, de Gustavo Adolfo Bécquer, Ed. Castalia didáctica.

    NOTAS
    1. YO ENTIENDO LO CONTRARIO, ESTO NO ES UN “CARPE DIEM”
    2. Dice que los momentos maravillosos no son nada. vv. 5 y 6
    3. ESTE VERSO, MUY QUIJOTESCO PUEDE INTERPRETARSE DE MUCHAS MANERAS.
    4. NO HAY ENCABALGAMIENTOS.
    5. NO LO QUE TACHA DE FALSO E INMAGINARIO ES LA REALIDAD.

    Comentario por tomeufebrer — noviembre 18, 2007 @ 5:22 pm | Responder

  5. Guillem Roser Lliteras
    2º bachillerato B.
    Rima LXIX

    Gustavo Adolfo Bécquer, poeta romántico de la segunda mitad del siglo XIX. Junto a Rosalía de Castro son los poetas más importantes de la etapa de transición, que abarca de 1845 a 1870. Estos dos poetas mencionados son románticos pero diferentes a los demás, ya que son del romanticismo tardío cuando empiezan a desarrollarse tendencias realistas. En su poesía Bécquer expresa sentimientos y emociones íntimas, su poesía es intimista y busca la perfección formal a través de la sencillez. Bécquer no parte de las vivencias inmediatas, sino del recuerdo. En su poesía no abundan en cantidad las figuras retóricas.

    En la Rima LXIX de Rimas y leyendas Bécquer expresa la fugacidad de la vida, el tópico barroco “tempus fugit”. En la primera estrofa Bécquer hace referencia a la fugacidad de la vida, y en la segunda hace referencia a la tristeza y desesperanza hacia el amor Y LA GLORIA. En esta rima expresa que su vida ya no tiene ningún sentido porque el amor(1) ya no está, por eso prefiere morir. La constante más destacada es la evasión de la realidad. Hace una clara referencia hacia la muerte, ya que como romántico elude la realidad, y prefiere morir que sufrir.

    La Rima LXIX de Gustavo Adolfo Bécquer está formada por seis versos, agrupados en dos estrofas de tres versos cada una. En cada estrofa los dos primeros versos son endecasílabos, y el tercero es heptasílabo; combina así versos de arte mayor y de arte menor, ya que Bécquer tenía una gran afición por la combinación de versos endecasílabos y heptasílabos. La rima de este poema es consonante: versos 1 y 4 (-emos), versos 2 y 5 (-imos), y versos 3 y 6 -(ir). Estas rimas producen la musicalidad del poema. ES UNA RIMA MUY FACILONA. El esquema métrico de la rima es el siguiente:
    11 A 11 B 7 c // 11 A 11 B 7 c.

    Recursos retóricos:
    NO HAY ENCABALGAMIENTOS.
    Hipérbaton: Se produce en los versos 1 y 5, ya que se ha alterado el orden lógico de la oración.
    La constante más destacada es la evasión de la realidad.
    Las dos exclamaciones de final de estrofa recogen las ideas principales del poema.
    Hipérbole: Bécquer exagera demasiado la fugacidad de la vida.
    Metáfora: la rapidez de un relámpago es como la rapidez de la vida, su fugacidad. La vida es efímera. MEJOR LA DURACIÓN QUE LA RAPIDEZ
    Antítesis: en el verso 6, ya que dice que “despertar es morir”.

    Valoración crítica.
    En mi opinión, Bécquer exagera demasiado sus sentimientos. La gente dice que como más mayor eres, más rápido te pasa el tiempo, y creo que por eso los temas como la fugacidad de la vida o ver la muerte cerca coinciden con los últimos poemas. Creo que en la última estrofa, cuando dice que despertar es morir, se refiere a que cuando te das cuenta de lo que es la vida, de tus errores o de tus aciertas, ya es demasiado tarde, ya que la muerte está al caer.

    NOTAS
    1. DICE QUE EL AMOR “SIEMPRE” ES UN SUEÑO, IGUAL QUE LA GLORIA, NO ES REALIDAD, NO DURA.

    Comentario por guillemroser — noviembre 22, 2007 @ 11:47 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: