artà 2 bachiller insti

octubre 31, 2007

Rima LII

Filed under: Rima LII — julen @ 3:30 pm

http://cvc.cervantes.es/obref/rimas/rimas/rima35.htm

Olas gigantes que os rompéis bramando
en las playas desiertas y remotas,
envuelto entre la sábana de espumas,
¡llevadme con vosotras!
Ráfagas de huracán que arrebatáis
del alto bosque las marchitas hojas,
arrastrado en el ciego torbellino,
¡llevadme con vosotras!
Nubes de tempestad que rompe el rayo
y en fuego encienden las sangrientas orlas,
arrebatado entre la niebla oscura,
¡llevadme con vosotras!
Llevadme por piedad a donde el vértigo
con la razón me arranque la memoria.
¡Por piedad!, ¡tengo miedo de quedarme
con mi dolor a solas!

Anuncios

8 comentarios »

  1. Catalina Girart Pons
    2n Batxiller B
    Rima LII

    Es la rima número cincuenta y dos de la obra de Bécquer. Este libro consta de setenta y siete rimas, son poemas, que algunos han dividido según sus temas. Este poema pertenece al tercer grupo y tratan sobre la muerte, el dolor, la desesperación. Pertenece al Romanticismo, que es un movimiento cultural y político como una reacción revolucionaria contra el racionalismo de la ilustración y el Neoclasicismo, dándole importancia al sentimiento frente la razón. (Información encontrada en: es.wikipedia.org/wiki/Romanticismo).
    El tema principal de este poema es la desesperación parece ser, por la muerte de algunas mujeres (se reflejan en el texto como “vosotras”(1)), quiere que se lo lleven las fuerzas de la naturaleza, pide que le vuelvan loco, que le quiten la memoria, porque no quiere quedarse solo con el dolor de la muerte.

    La estructura externa se organiza con cuatro estrofas de cuatro versos cada una. Tiene una métrica igual en todas las estrofas. Son versos de arte mayor y los últimos versos de cada estrofa son de arte menor. Los cuatro primeros versos de cada estrofa son endecasílabos y los últimos heptasílabos.
    En los recursos fónicos, no tiene ritmo acentual (utiliza endecasílabos de distito tipo). Pero tiene rima asonante en los versos pares (o-a), excepto en la última estrofa que no se distingue rima (también es asonante en los pares en ó-a). También usa encabalgamientos, por ejemplo, en el primer verso, no hace la pausa hasta el final del segundo verso.
    La estructura interna se distingue dos partes: la primera parte engloba las tres primeras estrofas, donde pide a las olas del mar, a los huracanes y a la tempestad (fuerzas de la naturaleza) que se lo lleve (QUE LO DESTRUYAN). Y la segunda parte engloba la última y cuarta estrofa, donde pide que el vértigo le arranque la memoria, que lo vuelva loco, que no quiere sufrir solo.
    El estilo a nivel morfosintáctico, altera el orden de algunas oraciones, por ejemplo en el sexto verso: del alto bosque las marchitas hojas. ESTA VIOLENCIA SINTÁCTICA SE CORRESPONDE A LA VIOLENCIA DEL TEMA DE LA RIMA)
    El estilo a nivel semántico, utiliza, la personificación con las fuerzas de la naturaleza las olas, el torbellino y los rayos, por ejemplo: en el primer verso: rompáis bramando, las olas no braman(2); en el séptimo verso: ciego torbellino, (CIEGO ES UN EPÍTETO QUE SUBRAYA SU CARÁCTER DESENFRENADO)los torbellinos no ven de por sÍ, ya no pueden ser ciegos. También usa metáforas, por ejemplo, en el tercer verso: sábana de espumas, cuando esta hablando de la playa, y en el noveno verso: Nubes de tempestad que rompe el rayo. Usa los paralelismos(3), en el final de cada estrofa (excepto de la última): ¡llevadme con vosotras! También usa la exageración, por ejemplo: en el noveno verso: Nubes de tempestad que rompe el rayo. También en el decimoquinto y decimosexto verso, ¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme con mi dolor a solas! Y por último, destaca un campo semántico, el de FUERZAS DE LA NATURALEZA (las olas, huracanes, nubes, etc.).

    Creo haber entendido que estaba desesperado por la muerte de algunas mujeres (O POR CUALQUIER OTRA RAZÓN), pero no lo sé muy bien, ya que no especifica mucho por quien esta desesperado con el “vosotras”. Se centra mucho con las fuerzas de la naturaleza para designar su estado de (á)nimo, su desesperación, en el romanticismo destaca mucho la naturaleza ESTO ES UN CLARO EJEMPLO DE FALACIA PATÉTICA.

    Notas

    1. Este vosotroas son las olas gigantes, las ráfagas del huracán, las nubes de tempestad.
    2. Como las olas están personificadas, confunde el ruido del oleaje con el bramido de una fiera.
    3. OLAS + DE TEMPESTAD (SINTAGMA PREP/CN)+ PROPOSICIÓN SUBORDINADA ADJETIVA QUE…………. + ESTRIBILLO
    RÁFAGAS+ DE HURACÁN (SINTAGMA PREP/CN) + PROPOSICIÓN SUBORDINADA ADJETIVA QUE…………. + ESTRIBILLO
    Y en la tercera estrofa, lo mismo. Esto es el paralelismo sintáctico.

    Comentario por cata90 — noviembre 12, 2007 @ 8:39 pm | Responder

  2. Catalina Amer Ferragut
    2º Batx. A

    Rima LII
    La rima LII pertenece al cuarto grupo del libro de las Rimas que publicaron los amigos de Bécquer tras su muerte. Este grupo, que abarca desde esta misma rima a la LXXXIV, trata de la angustia y el dolor. Bécquer llega al final de sus días y solo y enfermo, presiente su muerte cerca. Está gravemente enfermo y se siente solo ya que ha sido rechazado por las mujeres durante toda su vida. Aunque antes de morir, se reconcilió con su ex-mujer, Casta. El tono pesimista aumenta. Tiene miedo a morir en soledad y ser olvidado después de su muerte, no encuentra sentido a su vida y no tiene fuerzas para seguir luchando. Por eso, las últimas rimas tratan sobre la muerte y el dolor.

    La rima LII esta formada por 16 versos agrupados en cuatro estrofas de cuatro versos cada una. Combina versos de arte mayor y versos de arte menor. Los tres primeros versos de cada estrofa son endecasílabos y el último verso de cada estrofa es heptasílabo. Encontramos una rima asonante en los versos pares (-ó-a). Por lo que encontramos la estructura métrica siguiente: 11-, 11A, 11-, 7a; 11-, 11A, 11-, 7a; 11-, 11A, 11-, 7a; 11-, 11A, 11-, 7a. El resto de los acentos están distribuidos libremente por Bécquer. Por ejemplo, tenemos diversos tipos de endecasílabos:
    enfáticos el 5, 9,
    heroicos: el 3, 13
    melódicos: el 2, 8, 15
    sáficos: 11
    híbridos: 1, 6, 10, 14, 15
    Además, también hay encabalgamientos en los versos uno y dos, cinco y seis, nueve y diez, y trece y catorce. Todo ello da una musicalidad especial al poema.
    Respecto a los aspectos retóricos destacamos las tres primeras estrofas que ofrecen sus elementos en disposición paralela: los dos primeros versos de cada estrofa son apóstrofes, a los que el poeta se dirige en cada uno a una fuerza de la naturaleza, mientras que el tercer y cuarto verso expresa el deseo del poeta y es lo que le pide a la naturaleza. En el cuarto repite en modo de estribillo en las tres estrofas: ¡llevadme con vosotras! Además son exclamaciones (Y OPTACIÓN O SÚPLICA). Los apóstrofes también tiene una disposición paralela de sus elementos: arrancan del sustantivo al cual se refieren (olas, ráfagas o nubes), más un complemento del nombre que los determina (gigantes, de huracán, de tempestad), más un “que”, etc. Encontramos paralelismos entre las tres estrofas. Debemos destacar las exclamaciones del verso final de las tres primeras estrofas, que además se repiten, son el estribillo, y las exclamaciones de los dos últimos versos de la rima, que acentúan su desesperación. Encontramos una anáfora, entre el estribillo y el verso número 13, que también empieza por “llevadme”. Además, encontramos diversos epítetos (olas gigantes, playas desiertas y remotas, alto bosque, sangrientas orlas, ciego torbellino, marchitas hojas, niebla oscura), metáforas (como cuando se refiere a la s(á)bana de espumas, para decir olas, , etc.), algunas personificaciones (como “rompéis bramando”, “ciego torbellino”, “sangrientas orlas”, etc.) Encontramos también hipérbatos en los versos 13 y 14 (a donde el vértigo con la razón me arranque la memoria), Respecto a los recursos fonéticos, encontramos algunas aliteraciones. Por ejemplo, la repetición del sonido /r/ o /rr/ en todo el poema (rompéis, bramando, desiertas, remotas, ráfagas, arrebatáis, arrastrado, torbellino, rompe, rayo, sangrientas, orlas, arrebatado, oscura, vosotras, razón, arranque, dolor, etc.), y en el verso tres el sonido /s/ (sabanas de espumas). Respecto al léxico, encontramos palabras relacionadas con las fuerzas de la naturaleza, por ejemplo, con el mar, el agua (olas, playas, sabanas de espumas), el viento, el aire (ráfagas de huracán, torbellino), el fuego, la tormenta (nubes de tempestad, rayo, fuego, niebla oscura). Predominan las oraciones subordinadasDE RELATIVO, por ejemplo: olas gigantes que os…, ráfagas de huracán que…, nubes de tempestad que…, llevadme a donde el vértigo….

    La rima LII trata, igual que las rimas agrupadas en la cuarta clasificación, sobre la muerte y la soledad. Le poeta le pide al mar, al viento y a la tormenta que se lo lleven. (3). Debido a sus exclamaciones y a la repetición del estribillo, Bécquer nos muestra su desesperación de que ya no aguanta más en este mundo y se quiere ir. Aunque no sabemos el motivo, posiblemente es por causas amorosas, ya que siendo abandonado por todas las mujeres se siente muy solo, o simplemente por la aflicción de vivir. Es una rima claramente romántica, ya que el poeta pide confundirse con la naturaleza, desencadenada en su furor. Esta rima, podría haber sido escrita durante una tormenta, ya que los elementos que describe son muy propios de éstas: en las tormentas, el mar está revuelto, suele hacer mucho viento, llueve y suele haber rayos y truenos. Por lo que presenta un paisaje lúgubre y furioso, que se contradice con el “Locus Amoenus” del Neoclasicismo. Por lo que transmite sentimientos pesimistas, tristes, que reflejan su desesperación y soledad.

    Me ha parecido interesante esta rima porque es muy diferente a las otras que he comentado. Ya no habla de lo misterioso que es la poesía o de sus amoríos. Sino que esta vez el poeta esta desesperado de verdad. Hasta el punto que no quiere vivir más. Y (é)ste ya es un tema serio, ya que la alteración de las fuerzas de la naturaleza se corresponde con su desesperación, que está llegando al máximo (FALACIA PATÉTICA). Otro tema es la creencia de Bécquer en Dios. Bécquer, como todos en su época, era creyente de la religión cristiana. Actualmente esta religión no tiene tantos creyentes, y no se habla tanto de estos temas, por lo que el poema no tiene sentido en la actualidad. En la época de Bécquer, si creían en el cristianismo, el suicidio era pecado, por eso, Bécquer si no quería seguir viviendo, lo único que podía hacer era suplicar a Dios que hiciera su voluntad (4). Actualmente, alguien que estuviera en su caso, simplemente se suicidaría. Aún así, (3) me ha gustado como ha relacionado la naturaleza con Dios. Ya que las fuerzas de la naturaleza son incontrolables, igual que los deseos (del poeta) (falacia patética).
    Notas
    1. Esto es una obviedad “Respecto a los acentos, debemos destacar que el acento estrófica está en la penúltima sílaba del verso, excepto el verso cinco, que termina con una palabra aguda”.”)
    2. No, aquí niebla oscura no es humo, es niebla oscura. (tu decías “o niebla oscura, para decir humo”).
    3. AQUÍ NO HAY NINGÚN DIOS, LO QUE ESTÁ DEIFICADO ES LA FUERZA DE LA NATURALEZA.Compara las fuerzas de la naturaleza con Dios, a quien le pide que se lo lleve con él, porque no se quiere quedar solo, y, así como muestra en la última estrofa cuando dice “¡por piedad!! (OTRA EXCLAMACIÓN Y SÚPLICA), le rUega que le deje ir con él. Quiere morir. Relaciona la fuerza del mar, cuando hay alguna tormenta y aparecen olas muy grandes, la fuerza del viento, como en los huracanes que lo arrasan todo, y las tormentas, cuyos rayos pueden quemar como el fuego, todo ello lo relaciona con la fuerza de Dios, que es quien lo decide todo, quien puede morir, quien puede vivir, etc. Y, además, porque Dios es el creador de todo, y, por lo tanto controla las fuerzas naturales. Por eso, se lo pide a él. Para que le ayude.
    4. Pues aquí está tan deses`perado, que se olvida de que es creyente. De todas maneras el suicidio es frecuente entre los autores y personajes románticos.

    Comentario por catalinaaf — noviembre 15, 2007 @ 8:43 pm | Responder

  3. Guillem Roser Lliteras
    2º bachillerato B.
    Rima LII

    Gustavo Adolfo Bécquer, poeta romántico de la segunda mitad del siglo XIX. Junto a Rosalía de Castro son los poetas más importantes de la etapa de transición, que abarca de 1845 a 1870. Estos dos poetas mencionados son románticos pero diferentes a los demás, ya que son del romanticismo tardío cuando empiezan a desarrollarse tendencias realistas. En su poesía Bécquer expresa sentimientos y emociones íntimas, su poesía es intimista y busca la perfección formal a través de la sencillez. Bécquer no parte de las vivencias inmediatas, sino del recuerdo. En su poesía no abundan en cantidad las figuras retóricas.

    En la Rima LII de Rimas y Leyendas Bécquer (SUPLICA) a los elementos de la naturaleza que se lo lleven con ellos (PORQUE TINEN PÁNICO A SUFRIR). Este poema pertenece al tercer grupo y trata sobre la muerte, el dolor, y la desesperación. El poema se puede dividir en dos partes:
    En la primera parte, que engloba las tres primeras estrofas, pide a (LAS FUERZAS DE LA NATURALEZA) (olas, vientos y tormentas) que se lo lleven con ellos, les pide “ayuda”. (PIDE LA MUERTE)
    En la segunda parte, que corresponde a la cuarta y última estrofa, dice que prefiere morirse que quedarse a solas con su dolor y sufrir solo. Consiente cualquier tipo de calamidad con tal de huír para no quedarse con su dolor.
    En este poema también se puede apreciar la ficción patética típica de los autores del romanticismo, ya que atribuye a la naturaleza sus sentimientos, o, en este caso relaciona (LAS FUERZAS DE LA NATURALEZA) con su estado de ánimo. Por eso cita (LAS FUERZAS NATURALES) más desastrosas.
    En esta rima Bécquer nos muestra su dolor, sus ganas de irse, su desesperación, sus deseos de abandonar el dolor y la soledad. Expresa que tiene un dolor, pero no especifica la causa de éste.
    En esta rima me ha llamado la atención la forma con la que ha usado la ficción patética (PARA EXPRESAR SU DOLOR, SU ANGUSTIA Y SU SOLEDAD). Bécquer (PREFIERE LA MUERTE A LA MEMORIA Y LA RAZÓN).

    La Rima LII de Gustavo Adolfo Bécquer está formada por dieciseis versos, agrupados en cuatro estrofas de cuatro versos cada una. Los tres primeros son endecasílabos y el cuarto es heptasílabo, combina así verso de arte mayor y de arte menor. Bécquer sentía una gran afición por las combinaciones de versos endecasílabos con versos heptasílabos. La rima de este poema es asonante (ó-a) en los versos pares, siendo libres los versos impares. El esquema métrico de la rima es el siguiente:
    11 – 11 A 11 – 7 a // 11 – 11 A 11 – 7 a // 11 – 11 A 11 – 7 a // 11 – 11 A 11 – 7 a

    Recursos retóricos:
    El paralelismo es el recurso retórico más destacado en este poema, ya que las tres primeras estrofas (PRESENTAN) un importante paralelismo, ya que en esas tres primeras estrofas pide la misma plegaria, pero a diferentes (ELEMENTOS NATURALES), y es normal que la sintaxi sea casi igual o muy parecida, y en cambio en la última estrofa nos da a conocer el motivo de su angustia y nos muestra lo que pide, y por tanto la estructura es diferente.
    La personificación es un recurso muy utilizado en este poema, ya que Bécquer utiliza una ficción patética y atribuye sus sentimientos o sus estados de ánimo a la naturaleza. Debido a este hecho se producen personificaciones(MEDIANTE EL USO DE VOCATIVOS),(LA NATURALEZA APARECE ALTERADA).
    Se produce hipérbaton en los versos seis, siete, diez, y dieciseis, ya que se altera el orden lógico de la oración, (IGUAL QUE SE PREODUCE EN LOS ELEMENTOS NATURALES).
    También se produce un encabalgamiento en los dos primeros versos de cada estrofa, ya que se sigue la frase inacabada en el segundo verso.
    En esta rima Bécquer utiliza frases exclamativas, que sirven para acentuar la fuerza de expresión del deseo de que las fuerzas de la naturaleza se lo llenven consigo.

    Valoración crítica:
    En esta rima, Bécquer expresa un gran dolor y las ganas que tiene de dejar de sufrir por ese dolor. Expresa que siente dolor, pero no especifica la causa, en mi opinión la causa del dolor debe ser un amor no correspondido o la pérdida de un amor o de un ser querido, ya que con estas peticiones nos muestra su ira, su dolor, y sus ganas de dejar de sufrir. Este dolor y esta ira nos la expresa con la gran fuerza arrebatadora y destructora que pueden llegar a tener las fuerzas naturales, ya que Bécquer está en su última etapa donde trata del dolor, la muerte y la desesperación. En mi opinión ,Bécquer, utilizando esta ficción patética exagera mucho los hechos, ya que todo el mundo cuando pierde un ser querido o no es correspondido en el amor se siente mal, pero tampoco con esas ganar de morir Y de dejar de “sufrir” de esa manera como dice el autor, ya que este tipo de dolor sentimental lo mejor para curarlo es el tiempo, y creo que no hay mayor antídoto que para eso.

    Comentario por guillemroser — noviembre 15, 2007 @ 10:57 pm | Responder

  4. Raquel Sánchez Garrido
    2ª bachiller A
    Rima LII

    Esta rima está agrupada en el cuarto grupo del libro de las rimas de Bécquer. Incluye las rimas desde a LII a la LXXVI con reflexiones acerca de la soledad y la muerte. Da paso a estos temas debido a su estado de salud. Débil, y abandonado por las mujeres, presiente que tiene los días contados y que el día de su muerte está por llegar. Solo con su dolor y desolado con miedo a morir intenta olvidarlo todo haciendo lo que más le gusta, poesía.
    Estructura interna:
    En la primera estrofa Bécquer pide al mar, especialmente a las olas que se lo lleven con él. Quiere que esas olas bravías lo eMBistan para no quedarse solo en este mundo.
    En la segunda estrofa reclama a la fuerza del viento y al huracán que lo arranquen de este mundo como lo hacen con las hojas de los árboles, para no seguir viviendo solo con su tristeza y su dolor.
    En la tercera estrofa le pie a la tormenta que con un rayo le lleve al otro mundo ya que tiene mucha fuerza para seguir luchando por la vida.
    Y por último, en la cuarta estrofa ruega a los fenómenos de la naturaleza que le lleven con ellos al más allá. Es decir no quiere seguir viviendo en este mundo solo con su dolor y desea la muerte. Todo esto tiene relación con el más poderoso de todos que es Dios. Él es quien mueve todo los fenómenos naturales y a partir de ellos Bécquer se dirige de una manera secundaria a Dios a través de esos fenómenos para alcanzar el cielo y morir(1). Está desesperado y pide por piedad de una manera alterado que se quiere ir de este mundo. Ruega a dios que no desea quedarse más tiempo solo con ese dolor que siente por todo lo que ha sufrido durante tanto tiempo atrás.
    Esa naturaleza o fenómenos naturales movidos por un Dios (2)están relacionados con los sentimientos del autor, del yo lírico, quien busca la integración en el mundo natural para luego evadirse con ellos hasta el punto de llegar a la muerte y no estar solos. Es una manera de identificar al poeta en la naturaleza como un refugio. El individuo se siente solo en la inmensidad del mundo no encuentra motivos para quedarse, más tarde esa soledad se intensifica con la llegada de la muerte y queda simbolizada como una tumba que todos ignoran.
    Estructura externa:
    La rima LII está formada por cuatro estrofas y cada una con cuatro versos, es decir, está compuesta por dieciséis versos en total.
    Los tres primeros versos de cada estrofa son endecasílabos y el último verso de cada estrofa es heptasílabo y la rima es asonante en los versos pares. En los acentos de la rima destacan los versos melódicos en la sílabaS 3ª Y 6ª (2, 7 y 11). El verso tres ( Y EL 6 Y EL 13) es heroico 2-6-10 van acentuadas. Todo este movimiento de acentos da una musicalidad especial a la rima.
    Los recursos retóricos a destacar son; En el cuarto verso de cada estrofa una repetición exclamativa “llevadme con vosotras”.También le da un paralelismo en las tres primeras estrofas. Abundancia de epítetos (Olas gigantes; playas desiertas y remotas; alto bosque; marchitas hojas; ciego torbellino; niebla oscura…) y una metáfora (“envuelto entre la sábana de espumas,”), para acabar una personificación “ciego torbellino” .
    Por otro lado, también se puede destacar la relación de elementos naturales en toda la rima (olas, playas, espumas, ráfagas, huracán, torbellino, nubes, rayo, niebla,…)
    Esta rima me ha resultado más impactante que el resto de los grupos que tienen las Rimas. Será por las ganas que tiene el poeta de no seguir luchando más por la vida, porque está cansado, solo, y dolorido por todo aquello que le ha pasado en su existencia. No puede llegar a suicidarse él mismo debido que es un pecado mortal en su época(3), por ese motivo ruega a los fenómenos de la naturaleza que hagan su voluntad.
    Es una rima que da mucho que pensar. Hoy en día no se sabe lo que puede llegar hacer uno en esa misma situación.

    NOTAS
    1. AQUÍ ES UN DIOS CONFUNDIDO CON LOS ELEMENTOS DE LA NATURALEZA, NO EL DIOS CRISTIANO INSTITUCIONAL. DE TODAS FORMAS EL SUICIDIO NO CASA BIEN CON LA FE CRISTIANA.
    2. O NO.
    3. Y EN ESTA TAMBIÉN PARA CUALQUIER CREYENTE, PERO EN EL ROMANTICISMO EL SUICIDIO ESTABA “DE MODA”.
    4. DIOS NO APARECE POR NINGÚN LADO. Dices”con la ayuda de Dios que es el que controla el universo.”

    Comentario por leukar — noviembre 18, 2007 @ 2:38 pm | Responder

  5. COMENTARIO RIMA LII

    LOCALIZACIÓN
    La rima se encuentra en la cuarta parte del libro de rimas, trata sobre después del período de desesperación y dolor, Bécquer pasa a buscaR la muerte para no sufrir más, para ir al mundo de los muertOs.
    ESCTRUCTURA EXTERNA
    La rima está formada por cuatro estrofas de cuatro versos cada una. Los tres primeros versos de cada estrofa son endecasílabos, y el último verso de cada estrofa es heptasílabo. Presentan rima asonante en los versos pares, y son versos de arte mayor los endecasílabos y de arte menor el último de cada verso.
    ESTRUCTURA INTERNA
    La primera estrofa, habla las olas que se rompen al chocar contra las playas, playas donde no habita nadie, solas, aisladas, Bécquer, pide a estas olas que se lo lleven con (elLAS) entre su espuma.
    En la segunda habla del huracán, que se lleva las hojas marchitas de los árboles con facilidad, se las lleva volando y sin regreso en medio del torbellino del huracán. En esta estrofa, Bécquer se siente marchitado sin fuerza.
    En la tercera estrofa Bécquer, nos habla de una tormenta con gran fuerza destructora, que se lo lleve entre la niebla y la tormenta.
    En estas tres primeras estrofas Bécquer, nos habla de fuerzas de la naturaleza destructoras, que se lo llevan todo por delante, Bécquer expresa sus ganas de irse junto con la naturaleza y morirse.
    En la cuarta estrofa Bécquer pide A LAS TRES FUERZAS DE LA NATURALEZA A LAS QUE ANTES HA INVOCADO QUE SE LO LLEVEN, que el ya ha sufrido mucho, y no quiere sufrir más.
    RECURSOS LITERARIOS
    El autor usa en el último verso de las tres primeras estrofas un paralelismo, donde pide que la naturaleza se lo lleve para acabar con su sufrimiento, “¡llevadme con vosotras!” la frase está entre signos de exclamación, para acentuar su desespero y su deseo. También encontramos metáforas: s(Á)bana de espumas, para referirse a las olas, niebla oscura, en()vé(Z) de decir (BRUMA). Personificaciones, donde expresa sus sentimientos en la naturaleza reflejados en la naturaleza. Y encontramos algunos hipérbaton como “del alto bosque las marchitas hojas”, “arrastrado en el ciego torbellino”, “y en fuego encienden las sangrientas orlas”.
    OPINIÓN PERSONAL
    Bécquer está pasando un muy mal momento de su vida, ha quedado solo en el mundo, por eso el desea desvanecerse y que la naturaleza se lo lleve con el, al otro mundo. Cabe destacar la naturaleza, ya que es típico del romanticismo, en el poema salen tres fuerzas de la naturaleza (las olas, ráfagas de huracán y nubes de tempestad) todas ellas son descritas en su más fuerte furia y destructividad, para que se lo lleven con él. FALACIA PATÉTICA
    Esta desesperación es debida a que el se ha quedado solo, sin amada, y por eso ansia morir.

    NOTAS
    1. NO HABLA PARA NADA DE SU AMOR. TU DICES “hablar de un amor, busca un amor ideal indestructible, ni la mismísima muerte puede acabar con este amor tan profundo”.
    2. NO. DE ESTO NO HAY NADA “quiere encontrarse con su amada que ha fallecido, de aquí todo el dolor y las ganas de morirse, por no quedarse solo en el mundo de los vivos, que lo llevaría a la desesperación.” NO”ya que su querida ha muerto,” NO SÉ DE DÓNDE HAS SACADO ESTA IDEA.

    Comentario por morio251 — noviembre 18, 2007 @ 4:04 pm | Responder

  6. Maria Antònia Cruz Bernad

    Rima LII

    Poema escrito por Gustavo Adolfo Bécquer. Forma parte del cuarto grupo del libro Rimas. Este cuarto bloque habla de la soledad y la muerte. Bécquer fue un autor del romanticismo. La estética becqueriana, formada de un cierto clasicismo entreverado de romanticismo medievalista, encontrará en Madrid un nuevo ambiente poético del que saldrán, finalmente, las Rimas becquerianas. El romanticismo desarrolla una faceta desatendida anteriormente: la intimista, y se concentra en las verdades del corazón a través del poema breve, directo, o de la balada germánica, imaginativa y sugerente.
    Bécquer demuestra ser un prosista a la altura de los mejores de su siglo, pero es de superior inspiración e imaginación y un maestro absoluto en el terreno de la prosa lírica. En sus descripciones se echa de ver el profundo amor del poeta por la naturaleza y el paisaje castellano. Escribió además las Cartas desde mi celda en el Monasterio de Veruela, a las faldas del Moncayo adonde fue a reponerse de su tuberculosis o tisis, enfermedad entonces mortal; sus cartas desbordan vitalidad y encanto.
    El ideal poético de Bécquer es el desarrollar una lírica intimista, expresada con sinceridad, sencillez de forma y facilidad de estilo. Bécquer y sus Rimas son el umbral de la lírica española.
    En los últimos años de su vida Bécquer sufre una enfermedad mortal. Su quebrantada salud necesita un descanso, y por consejo de su íntimo amigo Ferrán, autor de cantares, con su familia y acompañado de su hermano Valeriano, recientemente separado de su mujer, y de los hijos de éste, se retira en 1864 al Monasterio de Veruela, monasterio cisterciense desamortizado y en el que haya instalada una hospedería en las antiguas celdas. Desde allí remitirá al periodico sus famosas cartas Desde mi celda, en las que, además de hacer reportajes sobre tipos y paisajes, hace un repaso de su vida pasada y actual, marcada por un profundo desencanto.

    El tema principal de la rima es la soledad y la muerte. Mediante sus versos, pide a las fuerzas de la naturaleza que se lo lleven con ellas. Pide a las olas, al huracán, a las nubes…que le arrastren. Tiene miedo de seguir sufriendo ese dolor interminable. Da la sensación de un gran desespero. Ya no tiene ganas de vivir, porque sufre mucho.

    Estructura externa:
    Este poema consta de cuatro estrofas de cuatro versos cada una. Los tres primeros versos de cada estrofa son endecasílabos y el último verso es heptasílabo. La rima es asonante en los versos pares. Los versos impares no tienen rima.

    Estructura interna:
    Respecto a los acentos de esta rima, el acento estrófico esta en la penúltima sílaba del verso. La estructura de los acentos en los versos endecasílabos es diversa. Por ejemplo el verso 1 es heróico. En el verso 5 tenemos un ejemplo de verso enfático. En el verso 7 es melódico porque la tercera sílaba es tónica. Los recuros retóricos más destacados son:
    El paralelismo: es, dentro de los recursos estilísticos, una de las figuras de repetición. Las tres primeras estrofas presentan una gran semejanza. porque en cada una pide a una fuerza diferente de la naturaleza que le ayude y que se lo lleve de este mundo.
    Personificación: Consiste en caracterizar a una realidad no animada como humana, cediéndole atributos propios del ser humano. Ej: “ciego torbellino” , “rompéis bramando”.
    Hipérbaton: consiste en trastocar o desordenar el natural orden sintáctico de la frase. Ej: (verso 13-14)”Llevadme por piedad adonde el vértigo con la razón me arranque la memoria.”
    Metáforas: consiste en el uso de una palabra con un significado o en un contexto diferente del habitual. Ej: (verso 3) “sábanas de espuma” se refiere a las olas cuando rompen que se queda todo en espuma.

    Referente a los aspectos lingüísticos, predominan las oraciones subordinadas(ADJETIVAS). Y el uso de palabras del campo semántico de la naturaleza, com el mar, el huracán, el viento…

    Cometario crítico:
    Esta rima, marca el comienzo del caMBio de su temática. Ya deja de hablar de su amada y sus sentimientos hacia ella, para hablar de algo totalment opuesto que es la muerte. Además enfoca muy bien este tema, porque no lo menciona de manera muy cruel sino mediante elementos de la naturaleza, esto hace que el tema pierda un poco su lado más triste.

    Bibliografia:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Metafora
    http://es.wikipedia.org/wiki/Gustavo_Adolfo_B%C3%A9cquer

    Comentario por cruz6 — noviembre 18, 2007 @ 6:35 pm | Responder

  7. Guillem Roser Lliteras
    2º bachillerato B.
    Rima LII (corrección)
    Gustavo Adolfo Bécquer, poeta romántico de la segunda mitad del siglo XIX. Junto a Rosalía de Castro son los poetas más importantes de la etapa de transición, que abarca de 1845 a 1870. Estos dos poetas mencionados son románticos pero diferentes a los demás, ya que son del romanticismo tardío cuando empiezan a desarrollarse tendencias realistas. En su poesía Bécquer expresa sentimientos y emociones íntimas, su poesía es intimista y busca la perfección formal a través de la sencillez. Bécquer no parte de las vivencias inmediatas, sino del recuerdo. En su poesía no abundan en cantidad las figuras retóricas.
    En la Rima LII de Rimas y Leyendas Bécquer suplica a los elementos de la naturaleza que se lo lleven con ellos porque tiene pánico a sufrir. Este poema pertenece al tercer grupo y trata sobre la muerte, el dolor, y la desesperación. El poema se puede dividir en dos partes:
    En la primera parte, que engloba las tres primeras estrofas, pide a las fuerzas de la naturaleza (olas, vientos y tormentas) que se lo lleven con ellos, les pide “ayuda”. Pide la muerte.
    En la segunda parte, que corresponde a la cuarta y última estrofa, dice que prefiere morirse que quedarse a solas con su dolor y sufrir solo. Consiente cualquier tipo de calamidad con tal de huír (DESAPARECER) para no quedarse con su dolor.
    En este poema también se puede apreciar la falacia patética típica de los autores del romanticismo, ya que atribuye a la naturaleza sus sentimientos, o, en este caso relaciona las fuerzas de la naturaleza con su estado de ánimo. Por eso cita las fuerzas naturales más desastrosas.
    En esta rima Bécquer nos muestra su dolor, sus ganas de irse, su desesperación, sus deseos de abandonar el dolor y la soledad. Expresa que tiene un dolor, pero no especifica la causa de éste.
    En esta rima me ha llamado la atención la forma con la que ha usado la ficción patética para expresar su dolor, su angustia y su soledad. Bécquer prefiere la muerte a la memoria y la razón.
    La Rima LII de Gustavo Adolfo Bécquer está formada por dieciseis versos, agrupados en cuatro estrofas de cuatro versos cada una. Los tres primeros son endecasílabos y el cuarto es heptasílabo, combina así verso de arte mayor y de arte menor. Bécquer sentía una gran afición por las combinaciones de versos endecasílabos con versos heptasílabos. La rima de este poema es asonante (ó-a) en los versos pares, siendo libres los versos impares. El esquema métrico de la rima es el siguiente:
    11 – 11 A 11 – 7 a // 11 – 11 A 11 – 7 a // 11 – 11 A 11 – 7 a // 11 – 11 A 11 – 7 a
    Recursos retóricos:
    El paralelismo es el recurso retórico más destacado en este poema, ya que las tres primeras estrofas presentan un importante paralelismo, ya que en esas tres primeras estrofas pide la misma plegaria, pero a diferentes elementos naturales, y es normal que la sintaxi sea casi igual o muy parecida, y en cambio en la última estrofa nos da a conocer el motivo de su angustia y nos muestra lo que pide, y por tanto la estructura es diferente.
    La personificación es un recurso muy utilizado en este poema, ya que Bécquer utiliza una ficción patética y atribuye sus sentimientos o sus estados de ánimo a la naturaleza. Debido a este hecho se producen personificaciones mediante el uso de vocativos, la naturaleza aparece alterada.
    Se produce hipérbaton en los versos seis, siete, diez, y dieciseis, ya que se altera el orden lógico de la oración, igual que se produce en los elementos naturales.
    También se produce un encabalgamiento en los dos primeros versos de cada estrofa, ya que se sigue la frase inacabada en el segundo verso.
    En esta rima Bécquer utiliza frases exclamativas, que sirven para acentuar la fuerza de expresión del deseo de que las fuerzas de la naturaleza se lo llenven consigo.
    Valoración crítica:
    En esta rima, Bécquer expresa un gran dolor y las ganas que tiene de dejar de sufrir por ese dolor. Expresa que siente dolor, pero no especifica la causa, en mi opinión la causa del dolor debe ser un amor no correspondido o la pérdida de un amor o de un ser querido, ya que con estas peticiones nos muestra su ira, su dolor, y sus ganas de dejar de sufrir. Este dolor y esta ira nos la expresa con la gran fuerza arrebatadora y destructora que pueden llegar a tener las fuerzas naturales, ya que Bécquer está en su última etapa donde trata del dolor, la muerte y la desesperación. En mi opinión, Bécquer, utilizando esta ficción patética exagera mucho los hechos, ya que todo el mundo cuando pierde un ser querido o no es correspondido en el amor se siente mal(;) pero tampoco con esas ganar de morir Y de dejar de “sufrir” de esa manera como dice el autor, ya que este tipo de dolor sentimental lo mejor para curarlo es el tiempo, y creo que no hay mayor antídoto que para eso.

    Comentario por guillemroser — noviembre 20, 2007 @ 9:18 pm | Responder

  8. De Paula Rodríguez (fuera de plazo)

    Rima LII
    La rima LII pertenece al cuarto grupo del libro de las Rimas. Trata de la angustia y el dolor. Bécquer ve llegar su muerte. Aquí ya esta enfermo con un sentimiento de soledad por su rechazo por la mujeres. Antes de morir, se reconcilió con su ex-mujer, Casta. Sus ultimas rimas tratan sobre el dolor y la soledad porque es su estado, es como se siente. Llega el día de su muerte y no quiere verse solo y sin que nadie lo recuerde.
    Estructura externa
    La rima LII esta formada por 16 versos de cuatro estrofas formadas por cuatro versos cada una. Los tres primeros versos de cada estrofa son endecasílabos y el último verso de cada estrofa es heptasílabo. La estructura métrica es la siguiente: 11-, 11A, 11-, 7a; 11-, 11A, 11-, 7a; 11-, 11A, 11-, 7a; 11-, 11A, 11-, 7a. Tenemos diversos tipos de endecasílabos:
    enfáticos el 5, 9,
    heroicos: el 3, 13
    melódicos: el 2, 8, 15
    También podemos ver encabalgamientos. Dando así una musicalidad al poema.
    Respecto a los aspectos retóricos tenemos apóstrofes, en los que se dirige a una fuerza de la naturaleza, y en el tercer y cuarto verso expresa su deseo. Empieza a partir del sustantivo al que se refiere, más un complemento del nombre que los determina. El estribillo son las exclamaciones del verso final de cada estrofa. Encontramos una anáfora, que empieza por “llevadme”. También vemos epítetos (olas gigantes, alto bosque, sangrientas orlas, niebla oscura, etc); metáforas, en la primera estrofa; personificaciones, como por ejemplo “sangrientas orlas”; Encontramos también hipérbatos como por ejemplo,”a donde el vértigo con la razón me arranque la memoria”. En la mayor parte del poema se puede ver la repetición de los fonemas s y r. Predominan las palabras referidas a la naturaleza.
    Estructura interna
    La rima LII trata sobre la muerte y la soledad. Le poeta le pide a Dios que se lo lleve con el para no verse solo . Bécquer nos sus ansia por irse de este mundo. Transmite sentimientos pesimistas Y tristes, que reflejan su desesperación y sus ansias de morir.
    Esta rima la he encontrado bastante pesimista respecto al resto de rimas. Me parece desesperante en la situación en la que se debe encontrar el autor, pero no veo porque llegar a éstos extremos. Des de mi punto de vista la vida puede tener altibajos, pero no para llegar a esta desesperación. El día a día tiene mas cosa agradables y bonitas que no lo contrario. Aunque no consigamos lo que nos proponemos. Siempre tenemos tendencia a verlo todo de forma negativa y no nos paramos a pensar en los pequeños detalles que envuelven nuestra vida. Directamente nos volcamos en lo negativo sin prestar atención a lo que de verdad nos llenaría. Es cuestión de cambiar la perspectiva de la vida, que solo hay una, es corta, y nadie la va ha vivir por nosotros.
    Bibliografía
    http://es.wikipedia.org/wiki/Gustavo_Adolfo_B%C3%A9cquer
    http://www.emma-arvo.net/ritmo.htm

    Comentario por julen — diciembre 12, 2007 @ 10:35 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: