artà 2 bachiller insti

octubre 30, 2007

Rima XIX

Filed under: Rima XIX — julen @ 10:08 pm

http://cvc.cervantes.es/obref/rimas/rimas/rima52.htm

Cuando sobre el pecho inclinas
la melancólica frente
una azucena tronchada
me pareces.

Porque al darte la pureza
de que es símbolo celeste,
como a ella te hizo Dios
de oro y nieve.

*

Anuncios

2 comentarios »

  1. Aline PERPIÑÁ del CAMPO
    2n bachillerato A
    Rima XIX

    Como dice la página http://www.uned.es/ca-tudela/revista/n002/angeles_lacalle.htm, (1) la escritura de Bécquer tiene rasgos que se refieren a una presencia Divina. Bécquer dijo: “Usted cree que cuando tiembla ligeramente la mano del artista, poseído por una idea o un sentimiento, no deja el pincel un rastro propio, no acusan las líneas algo particular, algo impalpable, indefinible, pero que permanece palpitando allí como la estela de perfume y luz que deja tras sí una divinidad que ha desaparecido” para mostrar que realmente creía en Dios, y gracias a esto(2), pudo expresar mejor sus emociones, ya que se sentía habitado por esta presencia espiritual, la cual le ayudó en la iluminación del lenguaje. En este vacío(3), el aliento de la presencia abrasa el decir mismo y es el único lenguaje que abarca la totalidad de la experiencia absoluta del amor.

    Esta rima es una comparación entre una mujer y una flor. En la primera estrofa, Bécquer describe cómo ve a su amada en sus momentos de tristeza. La mujer hace el mismo movimiento que la azucena cuando se marchita, es decir, inclina su rostro hacia abajo.
    La mujer baja la cabeza como para esconder sus posibles lágrimas que podrían caer. De esta manera, la gente que se encuentra delante de ella no percibe tanto su melancolía.
    Se puede deducir que la mujer tendría un carácter tímido, reservado, oculto, introvertido. Tal vez sea porque no quiere hacer frente a sus problemas, y mirando hacia el suelo es una forma de mostrar que ha dejado de luchar, que está rendida. Así que también tendría una personalidad poco perseverante. En vez de enfrentar sus dificultades para superarlas, se deja dominar por ellas, sufriendo, a lo mejor inútilmente.(4)
    Pero Bécquer encuentra una forma para animarla que es cumplimentándola y dándole valor. Él se da cuenta que ella está desanimada y que necesita motivación. Es por esto que la intención del autor es animarla y que vuelva a coger confianza en ella piropeándola.(COMO DICE EN LA NOTA DE LA EDICIÓN DE AUSTRAL, EL POEMA ES UN PIROPO A LO DIVINO.
    En la segunda estrofa, Bécquer compara a la mujer con la pureza(5), cosa que ya ha hecho anteriormente comparándola a la azucena, ya que esta flor es símbolo de la pureza y la de la blancura. Este concepto podría tener varios significados. El primero, el cual se relacionaría con lo que he dicho más arriba, representaría la perfección: el autor busca intensificar el apoyo hacia su amada, dándole más valor. Quiere demostrarle que ella no es artificial y que tiene las ideas claras(6). El segundo significado, desde una perspectiva más religiosa, la pureza también significa que no se está en contra de Dios(7). Este concepto de religión también aparece en los versos siguientes, refiriéndose al hecho de que la pureza tiene un símbolo celeste. Cuando se cita al cielo, se podría pensar en la divinidad. Es decir que se hermosura sería un ideal que provendría de Dios. En efecto, en el verso 7 y 8, se dice que Dios creó a esta mujer, y además a semejanza de la azucena: con los mismos colores que tiene esta flor.
    Aquí, Bécquer relaciona el oro y la nieve con los colores amarillos y blancos. Pero si él ha citado estos dos elementos es justamente para volver a acentuar sobre el valor que tiene esta mujer. Para él, la mujer es como el oro (RUBIA), es decir, algo muy valioso a lo cual está muy atado También la compara a la nieve, que tendría una relación directa con la pureza. (8)
    Por otra parte, el símbolo celeste también podría representar al elemento más destacante de la mujer: un universo sin cielo sería un universo vacío. Vendría a decir que su amada sin su pureza, sería una mujer incompleta.
    A lo largo del poema, se puede ver claramente la comparación entre la mujer con la azucena, con la pureza, con el símbolo celeste, con el oro y la nieve. Todos estos elementos con los cuales Bécquer compara a la mujer son sustantivos tanto abstractos como concretos, pero ninguno es peyorativo, con el fin de valorar a la mujer. (9)
    El tipo de estrofa utilizado sería una copla de pie quebrado, que pertenecería a la octavilla(ESTROFA MANRIQUEÑA). Tiene una métrica octosilábica en los primeros versos de cada estrofa, pero en el cuarto verso se constituye de cuatro sílabas. La rima sólo está presente en los versos pares de manera asonante con las vocales “e-e”.

    A través de este poema, hemos podido ver como Bécquer supo valorar a la mujer que amaba. Supo animarla en uno de sus momentos más difíciles(10). Bécquer expresa este apoyo en una relación de pareja, pero también puede estar presente en cualquier relación interpersonal.
    Hoy en día, sigue siendo importante el hecho de animar a las personas. Cuando alguien cree que ya no puede avanzar o piensa que no es capaz de hacer algo, es necesario tener a una persona con la quien contar que la podrá hacer coger fuerzas y además hacerle coger confianza en sí misma.
    Si uno piensa que nunca conseguirá hacer algo, es prácticamente imposible que lo consiga, ya que a la mínima dificultad bajará los brazos.
    Este ejemplo podría aplicarse a nosotros como estudiantes. Nuestro objetivo es llegar algún día a trabajar, pasando por unos estudios previos con el fin de conseguir un título. Durante todo este recorrido habrá (y hay) altos y bajos. Es en estos momentos bajos que se necesita ayuda, porque hay veces en las cuales pensamos que no somos capaces de llegar hasta el final, pero con un poco de motivación de parte de otras personas, las cuales nos hacen coger confianza en nosotros mismos, seguimos con nuestro recorrido.
    Como dice esta rima, la pureza es un elemento muy importante(11). Ahora que tendremos que decidir hacia qué vía dirigirse al nivel de estudios, necesitamos esta pureza, es decir tener las ideas claras para coger las mejores decisiones y ser “perfectos” en nuestra elección, es decir, no equivocarse.

    Notas
    1. Es interesante esta página, aunque el término “divino” se ha de entender dentro de ese deísmo propio de la épòca, ese Dios presente en la naturaleza que a veces se confunde con la naturaleza misma, muy claramente en la Rima LII. Que Bécquer fuese creyente y conservador no explica toda su poesía. El Platonismo y el neoplatonismo están presentes en toda la tradición poética española y europea desde la poesía trovadoresca, pasando por Garcilaso y llegando a Bécquer, Salinas…
    2. Esto es una valoración que no se sostiene en ningún dato. “Gracias a que fuese creyente”, es tan justificable como su contrario “a pèsar de que fuese creyente”.
    3. ¿De qué vacío hablas?
    4. También es un estereotipo femenino de la época. “Las jóvenes bien educadas” debían bajar la mirada y no incendiar con su mirada…
    5. Dice que Dios le ha dado el color blanco (la pureza) a su frente igual que a las azucenas. Y aquí nos vuelve a sonar el soneto XXIII de Garcilaso “En tanto que de rosa y azucena”
    6 Y 8. Me dejas el chiste fácil. Ideas claras no, blancas. Es su frente lo que el poeta ve al inclinar la cabeza la mujer, La frente y el pelo rubio (oro y nieve). Claro que tener la frente blanca no tiene que ser necesariamente igual que tener la mente en blanco.
    AQUÍ TIENES UN LINK CON UNA IMAGEN DE ESTA FLOR:
    http://images.google.es/imgres?imgurl=http://www.valdeorras.com/natural/data/media/4/Azucena.jpg&imgrefurl=http://www.valdeorras.com/natural/details.php%3Fimage_id%3D1298&h=619&w=900&sz=143&hl=es&start=1&sig2=O0y_1I30G3ECZxt8UaNy6g&um=1&tbnid=OaS-1qP9CeMsbM:&tbnh=100&tbnw=146&ei=PIE3R4qeDZKc0gT74YDdDA&prev=/images%3Fq%3DAZUCENA%26svnum%3D10%26um%3D1%26hl%3Des%26client%3Dfirefox-a%26rls%3Dorg.mozilla:es-ES:official%26sa%3DN
    7. La pureza hace referencia a la virginidad, y en términos religiosos más generales, a la falta de pecado..
    9. Aquí oro y nieve son mtáforas en relación a la muujer y a la flor.
    10. Aquí sencillamente te pasas. De que Bécquer le suelte un piropo a su chica, no se desprenden toda las bondades a cerca del personaje que tu has deducido.
    11. Que lo diga esta rima no quiere decir que tengamos que estar de acuerdo. En la deriva estudiantil de tu comentario creo que se te va la mano. Cuando alguien echa un piropo me parece que su intención va por otro lado.

    Comentario por alineperp — noviembre 11, 2007 @ 5:38 pm | Responder

  2. Rima XIX
    Toni Ginard Sureda

    En esta Rima el tema es el comportamiento de su amada, y lo compara con una azucena. La Rima tiene dos estrofas de ocho sílabas cada verso , menos el ultimo de cada estrofa que consta solo de cuatro sílabas, y de rima Asonante en los versos pares e-e. Hay encabalgamientos en todos los versos impares(). pares. En el poema no hay demasiados verbos, y la persona de los verbos es variada, en unoS esta en tercera persona, otroS en (SEGUNDA).

    En la primera estrofa Bécquer empieza diciÉndole a su amada que cuado está triste, inclina su cabeza como una azucena rota o en mal estado, la compara claramente con una flor, pero en esta ocasión no por la belleza, sin(O) por su pose(NO NO 1), aunqué era un gesto habitual para las mujeres bien educadas de la época, normalmente hacian este gesto por respe()to hacia los hombres, para no enseñar sus emociones y sus pensamientos. En cuando a los recursos literarios hay un hipérbaton en los versos tres y cuatro, cambiando el orden de ‘me pareces una azucena tronchada’.

    En la segunda estrofa el poeta le dice como una esp(E)cie de piropo, con la intenció de que ella levante la cabeza y cambie su postura, diciendo que la mujer es pura com como un símbolo celeste, creo que Bécquer,(NO NO 2 NO) se refiere a un cuerpo extraterrestre, un tipo de meteorito o algo parecido, que es puro porque no ha sido modificado para perder su pureza. Compara la frente de la mujer con la azucena poniendo una metáfora como a ella te hizo Dios de oro y nieve, la frente de color blanco, puro como el blanco de la nieve, y el pelo rubio, exaltando su pureza diciendo que es oro, que a la vez esto son los colores de la azucena. Aquí sale el termino de Dios, porque para los creyentes es el creador de todas las cosas, como si hubiera (H)echo la mujer y la azuzena del mismo patrón. En esta estrofa los recursos literarios son los nombrados antes como la metafora de la amada con la flor, y en general la comparacion de toda la poesía.

    Creo que Bécquer le hecha un piropo a su amada para alabar en parte su belleza y para que cambie la expresión melancólica que puede tener.
    NOTAS
    1. Azucena por la blancura de la piel y el color rubio del pelo.
    2. ¡O UN ÁNGEL O UNA ESTRELLA!

    Comentario por tonigs — noviembre 13, 2007 @ 7:49 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: