artà 2 bachiller insti

octubre 30, 2007

Rima IX

Filed under: Rima IX — julen @ 9:16 pm

http://cvc.cervantes.es/obref/rimas/rimas/rima27.htm

Besa el aura que gime blandamente
las leves ondas que jugando riza;
el sol besa a la nube en occidente
y de púrpura y oro la matiza;
la llama en derredor del tronco ardiente
por besar a otra llama se desliza
y hasta el sauce inclinándose a su peso
al río que le besa, vuelve un beso.

*

Anuncios

6 comentarios »


  1. Comentario rima IX

    Gustavo Adolfo Bécquer, cuyo nombre es en realidad, Gustavo Adolfo Domínguez Bastida, nació en Sevilla. De niño, sus padres murieron. Él estaba situado en una buena clase social, pero tenía bastantes problemas económicos(1). Y tuvo que ser educado por su madrina. Gracias a ella, tuvo conocimiento de diferentes obras literarias de autores diversos, lo que le despertó una cierta afición. Pero, al igual que su familia, estudió para ser pintura y también en náutica(2). Al cabo del tiempo se da cuenta que este no es su ámbito y se especializa en la literatura. A los dieciocho años se va a Madrid para tener más éxito. Allí sobrevive como puede, a pesar de sus problemas económicos, escribiendo artículos en periódicos y también escribió zarzuelas. Unos años más tarde descubre que sufre de una enfermedad grave. En el 1858, conoce una mujer de la cual se enamora platónicamente. Pero cortaron la relación y se casó, tres años más tarde, con otra mujer, con la cual tuvo dos hijos. Pudo mantener la familia económicamente gracias a sus artículos periodísticos. Más tarde se separó pero al mismo año de su muerte, justo antes, se reconcilió con su mujer. Finalmente murió a causa de la enfermedad que tenía desde los veintiún años. Rápidamente sus amigos se preocuparon en editar y financiar todas sus obras.

    Este poema refleja como a todos los niveles de la naturaleza el contacto –beso- es un elemento de comunicación, interacción, equilibrio global e instrumento para expresar afectos. Por ejemplo, el aura con las ondas, el sol con la nube, las llamas ENTRE SÍ Y CON EL TRONCO, y el sauce con el río.
    Este poema podría ser la descripción que hace Bécquer durante un paseo, en el cual va observando cada movimiento de los elementos naturales que representarían diferentes momentos en una relación sentimental.
    Primero va al mar, donde la brisa levanta ligeramente las olas, como si estuviesen jugando, al igual que al comienzo de una relación amorosa, en la cual las dos personas se van conociendo.
    Luego levanta la vista y ve que ya se está DECLINANDO el sol, empieza el atardecer, lo que significaría una perturbación de las pasiones, se siente confuso, no sabe muy bien qué pensar ni qué sentir, aunque vea un conjunto (h)armonioso (los colores) a su alrededor. Este momento de la relación sería cuando se tiene que coger una decisión y se está inseguro de sí mismo.
    Más tarde, hace un fuego, en el que observa que la llama se separa del tronco ardiente para juntarse a otra llama. Esta situación en una relación sería cuando uno de la pareja no soporta más estar con el otro y se va junto a otra persona, o que ha tenido que tomar una decisión entre una relación amorosa y una amistad. O simplemente cuando una persona prefiere irse con alguien parecido a sí mismo (con otra llama, igual que ella).
    Para finalizar, el autor ve como un sauce, marcado por los años se acerca al río a través de sus ramas. Esto reflejaría una relación fuerte, en la cual, a pesar de la vejez y el paso de los años, dos personas pueden acercarse. O también podría ser una relación amistosa que aparece después de mucho tiempo, aunque hayan estado tanto tiempo al lado, sin apreciar a lo que había tan cerca.
    Bécquer ha utilizado los sustantivos femeninos y masculinos representando a la mujer y al hombre respectivamente.
    Esta rima es un conjunto de personificaciones entre la naturaleza ya que en la realidad no se pueden besar los elementos naturales. Pero es una forma poética para mostrar la unión entre los elementos. También encontramos, en el verso 7 “inclinándose” que sólo se utiliza para una descripción humana(3).
    Bécquer utiliza mucho el hipérbaton, por ejemplo en los dos primeros versos, el orden gramatical correcto sería “el aura que gime blandamente besa las leves ondas que riza jugando”.
    En el verso cuatro, se compara el oro al color amarillo(DORADO) para darle más elegancia en la descripción del paisaje. En el mismo verso hay una deixis: el pronombre “la” que substituye a “nube”, citado anteriormente.
    En el verso cinco, hay la presencia de un epíteto “ardiente” el cual no aporta más información, o aporta información innecesaria, ya que es evidente que un tronco que está entre las llamas está ardiendo.
    Analizando solamente los seis primeros versos, la rima es consonante en todos, pero los impares riman entre ellos con “-ente” y los pares con “-iza”.
    Los dos últimos versos riman entre ellos, acabando con “-eso”. ABABABCC ES UNA OCTAVA REAL
    La métrica correspondería a unos versos endecasílabos.

    Bécquer ha sabido comparar las relaciones amorosas a través de la naturaleza, utilizando los recursos retóricos más apropiados. Incluso para el lector es agradable leer el poema e imaginarse el paisaje observado. Esta descripción reposa y relaja de manera agradable.
    Hoy en día, se ha reducido el tiempo que se consagra en coger unos momentos para observar la naturaleza. Todos vamos más nerviosos, más estresados y con más prisas, y no nos damos cuenta de su importancia. Son las plantas las que nos procuran el oxígeno, sin ellas no podríamos ni respirar. De otra parte, por nuestra culpa, la naturaleza se está deteriorando. A causa de la contaminación y de su no-respeto, bosques desaparecen, al igual que las especies.
    Así que nosotros en tanto que humanos es nuestro deber cuidar de la naturaleza y poder apreciarla, como Bécquer lo hizo.
    El autor utiliza la naturaleza para expresar el amor. Ya sea a diferentes niveles de intensidad, a diferentes momentos de nuestra vida, en circunstancias distintas, o entre diferentes personas (del mismo sexo –amistad- o de sexo diferente –una relación sentimental). Se sirve de elementos naturales para representar relaciones cotidianas en nuestras vidas y de esta manera poder identificarse con una de las situaciones.

    Notas:
    Muy original el comentario.Aunque para mi gusto, la nota ecologista está un poco forzada al final.
    Aquí tenemos también un claro ejemplo de ficción patética. La naturaleza refleja las emociones, quizá los deseos del poeta.
    1. ¿En qué quedamos? En todo caso sería una familia venida a menos por la muerte prematura del padre.
    2. Tuvo que abandonar sus estudios porque cerraron el colegio de huérfanos al que iba de niño.
    3. No, cualquier elemento no humano se puede inclinar.

    Comentario por alineperp — noviembre 5, 2007 @ 6:12 pm | Responder

  2. Comentario Rima IX

    Gustavo Adolfo Domínguez Bastida, más conocido como Gustavo Adolfo Bécquer fue un poeta y narrador español, perteneciente al movimiento del romanticismo. Nació en Sevilla. Quedó huérfano de padre y madre ya de pequeño. Encontró su vocación en la literatura y malvivió pasando muchas estrecheces económicas escribiendo artículos periodísticos. Murió joven. Su poesía es intimista y nace de la evocación del sentimiento.(www.wikipedia.com y libro de texto).
    Esta rima pertenece al primer bloque de las rimas en el cual se habla sobre la poesía y de lo que es para Bécquer.

    En este poema, Bécquer nos explica a través de la naturaleza lo que se transmite una pareja a través de un beso. EL AMOR HUMANO TIENE UN (O MUCHOS) PARALELOS EN LA NATURALEZA, EN EL COSMOS.
    La pasión, el amor, lo que es capaz de hacer uno por la persona querida… son algunas de las ideas que se trasmiten.
    También se puede percibir el transcurso del amor verdadero a lo largo de la vida, (porque) empiezan besándose y jugando el aura y las ondas, que parecen cuando empieza una relación; mas tarde el sol y las nubes y la llama y otra llama, que parecen algo más maduros y al final, acaban besándose un sauce y el río, que da la impresión de algo más viejo, maduro y sabio. (1)

    Bécquer, ha utilizado personificaciones, ha utilizado a la naturaleza como si fueran personas. El sauce, como si fuera una persona vieja o el aura como una persona más joven, son un ejemplo.
    También utiliza varias hipérbatos, que le dan musicalidad al poema. En el primer los dos primeros versos el orden correcto de la oración seria: ‘’El aura que gime blandamente besa las leves ondas que riza jugando’’. En los versos 5 y 6 el orden correcto seria: ‘’ la llama se desliza en derredor del tronco ardiente por besar a otra llama’’. Y por (ú)ltimo, los dos últimos versos serían: ‘’y hasta el sauce inclinándose a su peso vuelve un beso al río que le besa’’.
    En el verso 5 utiliza un epíteto, ‘’ardiente’’ SUBRAYANDO SU RELACIÓN CON LAS LLAMAS (SÍMBOLO DE LA PASIÓN Y EL AMOR.
    Es una estrofa de de 8 versos endecasílabos de rima consonante: ABABABCC
    En los versos pares rima con la terminación (-iza) y en los impares con la terminación (-ente), salvo en los dos últimos versos que riman con la terminación (-eso).
    La estructura del poema forma una octava real.
    Tiene EL verso 1 encabalgado SOBRE EL 2.

    Al principio me costó entender lo que quería decir a través de la rima, pero una vez que la consigues entender te das cuenta de lo que debía sentir Bécquer por la persona a la cual amaba, debía ser un sentimiento muy grande por que una poesía de esa calidad no la inventa uno así por que sí. En este poema consigue explicar muy bien lo que se transmite a través de un beso y sobre todo el comportamiento de las parejas a lo largo de su relación.

    Notas

    1. NO VEO LA SECUENCIA TEMPORAL ENTRE LOS DISTINTOS BESOS, EN TODO CASO LA VEO MAS EN RELACIÓN A LOS 4 ELEMENTOS: AIRE, FUEGO, AGUA Y TIERRA (aunque este último no me termina de cuadrar con el árbol)

    Comentario por hectooor — noviembre 11, 2007 @ 5:30 pm | Responder

  3. Cristina Galmés Galmés
    2n Bachillerato A
    Rima IX

    REPETIR

    Gustavo Adolfo Bécquer es uno de los más conocidos autores del romanticismo español. Su poesía es intimista y nace de la evocación del sentimiento, no parte de las vivencias inmediatas, sino del recuerdo de ellas. Sus obras expresan la intimidad del artista y dan una visión subjetiva de la realidad. Bécquer busca la perfección formal a través de la sencillez. La poesía de Bécquer es natural, breve y seca. Sus obras románticas más importantes son las leyendas, las cartas desde mi cela y las rimas. Estas últimas se pueden clasificar por diferentes temas divididas en cuatro series: el primer bloque de rimas de la I a la XI el autor quiere mostrar la poesía como algo inexplicable y misterioso. El segundo bloque va de la rima XII a la XXIX y el autor de nuevo nos expone el amor esperanzado que evoca momentos de felicidad del poeta. El tercer bloque va de la rima XXX a la LI en el cual el poeta nos explica el fracaso, el desengaño y la desesperación por el amor perdido. El cuarto y último bloque engloba de la rima LII a la LXXVI y explica el miedo a la soledad, al dolor y a la muerte cuyos sentimientos expresan la angustia por su final, que intuye cercano. (1)

    En este poema Bécquer nos expresa lo que ve en la naturaleza describiendo las maravillas de su alrededor. De esta manera el mudo natural adquiere importancia PORQUE LA NATURALEZA AMA, IGUAL QUE EL POETA AMA. En el primer Y segundo verso se describe el mar, como el viento mueve dulcemente las olas y con el cuidadoso tacto con que jugando lo hace. En el tercer y cuarto verso se menciona el amanecer del nuevo día como el sol SE PONE en occidente haciendo así una hermosa proporción de diversos colores que alegran a la vista. En los versos cinco y seis vuelve a hablar de la naturaleza de como una llama se desliza hacia otra. Puede interpretarse como el deseo de la naturaleza relacionado con la poesía en que la llama es el poder o la fuerza para escribir poesía. En los últimos versos siete y ocho cita el sauce, que es un árbol común en las orillas de los ríos, el cual muestra preferencia o interés por el río. De este modo los dos elementos naturales se corresponden.
    (2)
    Se trata de UNA ESTROFA DE versos endecasílabos, DE arte mayor, de rima consonante CUYO ESQUEMA ES ABABABCC.
    (ente- iza -ente -iza -ente -iza -eso -eso). Aparecen varios recursos expresivos como la personificación que se repite varias veces y destaca en el primer verso “besa el aura”, en el tercer verso “el sol besa”, y en el sexto verso “al río que le besa, vuelve un beso”. Recordemos que la personificación es la atribución de cualidades o de acciones de seres animados a seres inanimados o abstractos. Aparece también una metáfora(3), o substitución del nombre de una cosa por el de otra que es semejante, en el primer verso donde aparece “besa el aura” el aura hace referencia al viento suave y apacible en el lenguaje poético. En el primer verso destaca otro recurso expresivo que es la paradoja( NO 4), o sucesión de ideas aparentemente contradictorias pero que encierran un significado unitario, en “gime blandamente”. Entre los versos uno y dos encontramos una hipérbaton, o aliteración del orden, debería decir así: “las leves ondas que jugando riza, besa el aura que gime blandamente”(5 NO). Entrando ya en el quinto verso hallamos un epíteto, o adjetivo innecesario porque no añade significado, en “tronco ardiente” ya queda claro que la llama en derredor del tronco est(á) quem(Á)ndoLO.
    La rima tiene IX tiene una función poética (6).
    En mi opinión esta rima siendo breve llega a ser natural porque es la naturaleza la que cobra importancia. Esta bastante bien aunque la he encontrado un poco difícil de entender ya que se puede interpretar de diversas maneras. Yo me he inclinado por dos de ellas. La primera, que es la que he citado, Bécquer relaciona la naturaleza con el arte de hacer poesía porque las dos son admirables y las saben apreciar quienes las encuentran y les dedican horas. El segundo puede ser que la naturaleza expresa los sentimientos del poeta pero no lo tenía muy claro y además este primer bloque de rimas habla de la poesía como algo inexplicable y no acababa de relacionarlo(7). De esta manera me INclino(8) más por la primera opción porque puede que Bécquer le gustara mucho pasear y observar la naturaleza mientras pensaba. Pienso que se relaciona el amor de la naturaleza y el cuidadoso tacto con ella misma al igual que el amor de la poesía y del harmonioso conjunto de ellas dos.

    Bibliografía: del libro de texto

    NOTAS

    1. Si estás comentando la rima IX, no hace falta que te extiendas a todas las partes del libro, sino sólo a la que incluye la rima IX. O sea, no metas “paja”, ve al grano.
    2.
    2.1. NO, NO SE TRATA DE QUE “Así pues, Bécquer nos transmite la importancia y el respeto de la naturaleza por ella misma para esto utiliza palabras bonitas en el primer y segundo verso donde juega con el arte de las palabras en la poesía, además en el último verso el sauce se ve atraído por el río y este le corresponde. “”, SINO DE UNA FALACIA PATÉTICA, TRASLADAR A LA NATURALEZA LAS EMOCIONES DEL POETA.
    2.2. Describir no es citar.
    2.3. Todo el párrafo está muy confuso. Lo has de REHACER.
    En esta rima Bécquer (2.2)DESCRIBE UNA NATURALEZA ANIMADA, PERONIFICADA nos da a entender que toda ella es maravillosa y relacionado con el tema del primer bloque de las rimas la compara con la poesía la cual es también maravillosa para quien la encuentra y la vive apasionadamente igual que Bécquer hace con ella aportándole cierta musicalidad. De esta manera se relaciona el arte de la poesía con el amor y el respeto de la naturaleza y se explica la poesía como algo inexplicable y misterioso a través de la naturaleza relacionado con el amor hacia ella misma.
    3. ESTO NO ES METÁFORA, TEN EN CUENTA QUE EL AURA Y LAS ONDAS ESTÁN PERSONALIZADAS.
    4. NO VEO LA PARADOJA POR NINGÚN SITIO.
    5. Sin hiperbaton quedaría así: el aura que gime blandamente besa las leves ondas que riza jugando.
    6. Es algo evidente, pero si lo dices lo has de poner en relación con los recursos que has enumerado.
    7. En esta rima la relación es naturaleza-amor, todo con un gran despliegue de la falacia patética.
    8. Declinar no es inclinar.

    Comentario por crisgalmes — noviembre 12, 2007 @ 4:38 pm | Responder

  4. Margalida Morey Muntaner
    Rima IX

    REPETIR
    Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) fue uno de los poetas primordiales de la segunda mitad del siglo XIX. Es un poeta romántico, a pesar de que cuando él empezó a escribir, la época del Romanticismo ya había concluido.
    Como tal romántico, en sus poemas se destacan aspectos como el subjetivismo ( el “yo” poético) y el tema del amor. Para Bécquer la poesía se representa con la imagen de la mujer.
    Formalmente, la estructura de sus obras se basa en las características de la poesía popular: versos cortos, rima asonante (en la rima IX no), lenguaje sencillo y emotivo. Sin embargo, se trata de una poesía muy elaborada: maestría en la combinación de versos de distinta medida en un mismo poema y eficacia en el uso de recursos literarios como la metáfora, la comparación, el paralelismo, etc.
    Su obra poética se recoge en un solo libro: “Rimas”. Este libro consta de setenta y nueve poemas, los cuales están agrupados en torno a cuatro temas: la poesía, exaltación del amor, desengaño amoroso y desolación.
    Creo que el tema de esta rima está asociado con una puesta de sol sobre el mar. Al ser un poeta romántico emplea palabras como el beso para expresar lo que siente al ver la puesta de sol, y demuestra con sus palabras que una puesta de sol es algo tan sensible y hermoso como si fuera una relación amorosa entre el sol y (UNA NUBE O EL VIENTO Y LAS OLAS).
    En el verso 6, cuando dice: “por besar a otra llama se desliza”, a mi parecer, significa el momento en que el sol está bajando, acercándose al mar, y gracias a su reflejo en él, da la impresión que el sol busca juntarse con el mar en un beso.(2)
    Esta rima está toda referida a la naturaleza(3),

    Referente a la estructura, esta rima está formada por 8 versos de 11 sílabas cada uno., por lo que es de ARTE mayor. Tiene una rima consonante, ya que coinciden vocales y consonantes de la última sílaba de la última palabra de cada verso. La estructura del poema es ABABABCC, y esto es una octava real.

    En cuanto al estilo, podemos diferenciar varios recursos retóricos, como por ejemplo el paralelismo que hay porque dice muchas veces –besa-, són acciones que se van repitiendo. También encontramos un hipérbaton en el verso 2 cuando dice “las leves ondas que jugando riza”, ya que el orden de las palabras debería ser “las ondas leves que riza jugando”, y en el verso 4, cuando dice “y de púrpura y oro la matiza”, ya que debería ser “y la matiza de púrpura y oro”. En el verso 5 hay un epíteto “ardiente”, que es un adjetivo innecesario. En el verso cuatro, Bécquer hace una comparación, el oro al dorado para darle más elegancia.

    Bécquer utiliza la naturaleza para expresar sus emociones y sentimientos (5). Y para él, la puesta de sol es un momento muy importante y bonito del día, porque supone el final de un día para dar lugar al princio de un nuevo día.

    NOTAS

    1. EN LA LOCALIZACIÓN, CUANTA MÁS BREVEDAD, MEJOR
    2.- El poema está organizado en parejas de elementos naturales que se “besan” se relacionan, a imagen de los humanos (falacia patética)
    el aura besa las olas
    el sol besa la nube
    una llama desa otra llama
    el sauce y el río se besan

    3. Es una naturaleza personificada.
    4. NO NO “y parece que todo se guía por la puesta de sol, que dice que hasta el sauce se inclina, como si fuese una reverencia”. eL SAUCE SE INCLINA PARA BESAR AL RÍO QUE LE HA BESADO A ÉL ANTES.
    5. TRASLADA A LA NATURALEZA SUS DESEOS (BESAR)

    Comentario por margamorey — noviembre 12, 2007 @ 7:28 pm | Responder

  5. Clara Gayà Mesquida
    2ªB
    Comentario rima IX
    Gustavo Adolfo Bécquer fue hijo del pintor José Domínguez Insausti, que se firmaba Bécquer por unos antepasados suyos llegados a Sevilla desde Flandes.
    Nació en esta ciudad, quinto hermano de una familia de ocho varones y, siendo aún muy niño, quedó huérfano de padre y, poco después, también de madre. Fue recogido por su madrina, doña Manuela Monahay, una mujer muy culta. Después de tener que abandonar los estudios de náutica que había iniciado en Sevilla, se trasladó a Madrid. Allí colaboró en diversas revistas literarias y pasó muchas penurias económicas y de salud. Se enamoró de Julia Espín y Colbrandt, el gran amor de su vida, pero sin ser correspondido.
    Se casó con Casta Esteban, con la que tuvo tres hijos, pero el matrimonio fracasó y se separaron, aunque se reconciliarían antes de la muerte del poeta. Bécquer consiguió algún trabajo estable, pero pronto fue cesado y continuaron sus muchos problemas. La muerte de su hermano Valeriano, con el que siempre estuvo muy unido, fue otro duro golpe para él. Murió prematuramente, rodeado de muy pocos, pero fieles amigos. Bécquer parece un hombre que hubiera nacido marcado por un destino adverso, bajo el signo de la carencia; por no tener, no tuvo ni tiempo de ver publicadas sus obras, ya que se editaron después de su muerte.
    http://www.rinconcastellano.com/sigloxix/becquer.html

    Esta rima pertenece al primer bloque, que se habla de la creación de la poesía y lo que significa la poesía para Bécquer.
    Estructura interna
    En este poema Bécquer nos expresa lo que ve en la naturaleza(1), describiendo lo que ve a su alrededor. De esta manera la naturaleza adquiere más importancia en este poema.
    En los dos primeros versos Bécquer describe el paisaje del mar, donde el suave viento mueve las olas, como si estuviesen jugando. En el tercer y cuarto verso Bécquer describe el aNOCHECER, EL OCASO, EN occidente(2) utilizando diversos colores, que la hacen agradable a la vista. En el quinto y sexto verso vuelve a mencionar la naturaleza, como laS llamaS QUE se juntaN UNA con otra. Por último, EN el verso siete y ocho hablA del sauce, que es un árbol que crece al lado del río, E INCLINA SUS HOH¡JAS HACIA EL AGUA (UN LLORÓN) que muestra interés por el río.
    Así, Bécquer nos transmite la importancia de la naturaleza a través de esta rima(1). Bécquer dice que la naturaleza es maravillosa, y relacionada con el primer bloque la compara con la poesía, que también es maravillosa para él.
    También se podía entender el poema, como si fuera una relación sentimental. Donde en los dos primeros versos es cuando se conocen y parece que juegan, QUE SE BESAN. Después, en el verso 3 y 4 ve como se va poniendo el sol, y se siente confuso, aunque haya un conjunto harmonioso de colores, esto serÍa cuando estÁs inseguro para tomar una decisión. En el quinto y sexto verso dice que la llama se separa del tronco ardiente para juntarse con otra llama. Aquí, se puede interpretar cuando, uno de la pareja decide dejar al otro, para irse con otra persona. En los dos últimos versos habla del sauce como con las ramas se acerca al río. Esto puede ser una relación fuerte en la cual dos personas pueden volver a encontrarse, a pesar del paso de los años. (3)
    Estructura externa
    Este poema consta ocho versos endecasílabos. Tiene rima consonante, en los versos pares con “-iza”, en los versos impares con “-ente”, y en los dos últimos versos riman con “-eso”. Es de arte mayor ABABABCC, es decir, es una octava real.
    En el poema aparecen varios recursos retóricos, el que más abunda es la personificación, por ejemplo, en el verso 3, “el sol besa a la nube”, el sol no puede besar a la nube, es una cualidad humana. También en el verso 1 aparece otra personificación “besa el aura”, i además, en el verso 8 al río que “le besa, vuelve un beso”.
    Otro recurso es el hipérbaton, que aparece en el verso 1 y 2, la frase tendría que ser: “el aura que gime blandamente besa las leves ondas que riza jugando.
    En el quinto verso encontramos un epíteto, ya que hay adjetivo innecesario porque no añade significado, en “tronco ardiente”, ya queda claro que la llama en derredor del tronco esta quemado.
    En el verso cuatro hay una comparación el color oro con el dorado para dar más elegancia al paisaje. ES UNA METÁFORA.
    OLVIDAS EL PARALELISMO, PRESENTE EN TODO EL POMA A TRAVÉS DE LAS POAREJAS QUE SE BESAN. TAMBIÉN LA REPETICIÓN/POLÍPTOTON DEL VERBO BESAR EN SUS DIFERENTES FORMAS.

    Valoración
    Esta rima de Bécquer me ha gustado, porque expresa sus sentimientos utilizando los elementos de la naturaleza. Aunque al principio, me ha costado entender el poema, pero después de entenderlo, se nota que Bécquer tenía unos sentimientos muy profundos hacia una mujer o la poesía en sí, porque esta rima puede referirse lo que siente por la poesía o por su amada.
    Bécquer utiliza la naturaleza para explicar el amor. No especifica el tipo de amor, ya que puede ser de amistad con el mismo sexo, o con el diferente sexo a través de una relación sentimental. Pero, como en el bloque uno trata sobre la creación de la poesía me inclino hacia que relaciona la naturaleza con la poesía.
    Bécquer relaciona la naturaleza con el arte de hacer poesía porque las dos son admirables y las saben apreciar los que le dedican horas. Y los que no le dedican su tiempo, pasan sin apreciar, ni la poesía ni la naturaleza.
    (6)Me gusta que Bécquer utilice la naturaleza, porque en estos días, los seres humanos no nos fijamos en la naturaleza, por distintas razones, pero creo que la naturaleza es un elemento muy importante. Además, la naturaleza puede ser un elemento relajante, por ejemplo, a mí, me relaja mucho la playa y me gusta mucho ir. Otra gente le relaja el campo o la montaña.

    NOTAS
    1. No es exactamente “lo que ve” en la naturaleza. Este poema es un ejemplo claro de uso de la falacia poética. traslada sus emociones o sus deseos a la naturaleza.
    2. El sol se pone por occidente y sale por oriente.
    3. La falacia poética funciona trasladando a la naturaleza, a todos esos elementos que se besan que se agrupan de dos en dos, las mismas ansias de amor del poeta.
    4. Dices: “También hay una deixis, donde el pronombre “la” substituye a “nube”. Y no es deíxis, recurso de cohesión textual que consiste en señalar los elementos de la situación de comunicación (1ª o 2ª persona, espacio o tiempo).
    5. “La rima tiene una función poética.” POR SUPUESTO, ES UNA OBVIEDAD, pero si lo dices lo has de relacionar con el uso de los recursos literarios que has señalado.
    6. ESTE COMENTARIO NO VIENE A CUENTO CON EL CONTENIDO DEL POEMA.

    Comentario por clara8 — noviembre 13, 2007 @ 3:29 pm | Responder

  6. Cristina Galmés Galmés
    2º Bachillerato A
    Rima IX (Corrección)

    Gustavo Adolfo Bécquer es uno de los más conocidos autores del romanticismo español. Su poesía es intimista y nace de la evocación del sentimiento, no parte de las vivencias inmediatas, sino del recuerdo de ellas. Sus obras expresan la intimidad del artista y dan una visión subjetiva de la realidad. Bécquer busca la perfección formal a través de la sencillez. La poesía de Bécquer es natural, breve y seca. Sus obras románticas más importantes son las leyendas, las cartas desde mi cela y las rimas. Estas últimas están divididas en cuatro series. Esta rima forma parte del primer bloque de ellas donde el autor quiere mostrar la poesía como algo inexplicable y misterioso.

    En este poema Bécquer nos expresa METÁFORAS DEL AMOR en la naturaleza describiendo las maravillas de su alrededor. Así el mundo natural adquiere importancia. En esta rima la naturaleza aparece animada, personificada, se observa con que transmite las cualidades del amor.
    En el primer Y segundo verso se describe el mar, como el viento mueve dulcemente las olas y con el cuidadoso tacto con que jugando lo hace. En el tercer y cuarto verso se menciona el amanecer del nuevo día como el sol sale en occidente haciendo así una hermosa proporción de diversos colores que alegran a la vista. En los versos cinco y seis vuelve a hablar de la naturaleza de como una llama se desliza hacia otra. Aquí se observa como la naturaleza est(á) relacionada con el papel del amor. En los últimos versos siete y ocho se cita el sauce, que es un árbol común en las orillas de los ríos, el cual muestra preferencia o interés por el río. De este modo los dos elementos naturales se corresponden.
    Esta poesía se puede interpretar como el papel de la naturaleza refleja las emociones junto con los deseos del poeta. En el primer y segundo verso menciona como el viento jugando mueve las olas. Este hecho se puede interpretar como el inici(o) de una amistad. En el tercer (y) cuarto verso destaca el inici(o) de un amor, una relación sentimental. En los siguientes versos cinco y seis la naturaleza cobra la importancia de la separación del amor, en como una llama (que puede hacer referencia al fuego, a la pasión) se desliza hacia otra, es decir, este elemento natural puede tener relación con la separación de dos personas porqué a una de ellas les gusta otra. En los últimos versos citando al sauce, que es un árbol muy viejo(1), se puede interpretar como con el paso del tiempo estas dos personas que se separaron se vuelven a juntar de nuevo, vuelven a sentir lo mismo que en el pasado. (2)
    De esta manera, Bécquer traslada a la naturaleza sus deseos y emociones.
    Se trata de unos versos endecasílabos arte mayor, de una rima consonante (ente- iza -ente -iza -ente -iza -eso -eso). Corresponde a unA OCTAVA REAL ABABABCC. Aparecen varios recursos expresivos como la personificación que se repite varias veces y destaca en el primer verso “besa el aura”, en el tercer verso “el sol besa”, y en el sexto verso “al río que le besa, vuelve un beso”. Recordemos que la personificación es la atribución de cualidades o de acciones de seres animados a seres inanimados o abstractos. Entre los versos uno y dos encontramos una hipérbaton, o aliteración del orden, debería decir así: “el aura que gime blandamente besa las leves ondas que riza jugando”. Entrando ya en el quinto verso hallamos un epíteto, o adjetivo innecesario porque no añade significado, en “tronco ardiente” ya queda claro que la llama en derredor del tronco est(á) quemando.
    Esta rima tiene una función poética que se observa con la musicalidad en los versos (y) por la forma de expresión. Bécquer lo que hace es trasladar a la naturaleza sus sentimientos.
    Personalmente creo que Bécquer hace bien en citar a la naturaleza ya que se nota el respeto y el amor que le tiene. Actualmente las personas cuando gozamos de una tarde tranquila no solemos fijarnos con las maravillas que tenemos en nuestro alrededor. Bécquer si. Comparado con la actualidad, el papel citado del amor a menudo se caracteriza como el poeta lo ha mencionado aquí, de como es el comportamiento de una pareja a lo largo de su relación (2) .

    Notas
    1. No dice nada de la edad del árbol.
    2. Toda esta secuencia narrativa que explicas no tiene ningún fundamento.

    Comentario por crisgalmes — noviembre 23, 2007 @ 4:04 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: